domingo 26 de mayo, 2024
  • 8 am

El salario real en nuevo modelo económico

Gustavo Chiriff
Por

Gustavo Chiriff

159 opiniones

Por Gustavo Chiriff
En el texto de Carlos Marx, “Trabajo asalariado y capital”, Marx define a la expresión salario real como el precio del trabajo en relación con el precio de las demás mercancías; por el contrario, el salario relativo es la parte del nuevo valor creado por el trabajo, en proporción a la parte del valor que se incorpora al trabajo acumulado, es decir al capital. El salario real es, en definitiva, el verdadero poder adquisitivo que tiene el salario del trabajador, para obtener bienes y servicios.
Se obtiene al desafectar el efecto de la inflación sobre el salario medio y se calcula dividiendo a este, entre el índice de precios al consumo. De esta manera se construye el índice de salario real, resultado del cociente entre el índice de salario medio y el IPC. Este índice nos muestra a lo largo de un cierto periodo de tiempo como se comporta el poder adquisitivo de los trabajadores en la economía.
En los 15 años en que el Frente Amplio fue gobierno nacional (2005-2020), el salario real de los trabajadores aumento en un 67 %, mientras que, en estos cuatro años de gobierno de coalición, el salario real solo aumento un 4,7 %, la mitad prácticamente de lo que había aumentado el salario real en igual periodo del último gobierno del FA (2015-2019). Si bien en el año 2023 se registra un crecimiento del salario real, durante este periodo de gobierno se tendrá una acumulación de pérdidas que no se recuperaran, ni siquiera teniendo en cuenta el repunte del año y las perspectivas para el próximo. Desde marzo de 2020 hasta diciembre de 2023, en gran parte de este periodo, el salario real medio se ubicó por debajo de la referencia de 2019, mientras que solamente en los últimos 6 meses del 2023, se ubicó por encima.
Según informe del 2023 del Instituto Cuesta Duarte: un trabajador asalariado que en el año 2019 cobraba 40.000 pesos mensuales, si su remuneración evolucionó de forma idéntica al IMS, entre marzo de 2020 y junio de 2023acumuló una pérdida real de 44.600 pesos, es decir, algo más de un salario mensual. La “recuperación” obtenida en el segundo semestre de 2023, siempre comparado con 2019, implica un acumulado de 1.420 pesos.
En una economía saneada, el salario real debe de estar en continuo crecimiento, asegurando la sostenibilidad del mercado interno, pero para esto, es necesario otro modelo económico al que hoy el gobierno de coalición nos impone, un modelo donde la negociación colectiva y la política laboral en general, asociados a las políticas de desarrollo, son fundamentales para que los frutos del aumento de la productividad lleguen al conjunto de la sociedad y permitan la reducción de la desigualdad. Promoviendo el fortalecimiento de la negociación colectiva, el aumento del salario real y el incremento gradual del salario mínimo nacional y de los mínimos por categoría, teniendo en cuenta las distintas escalas de las unidades económicas, particularmente las pequeñas y medianas empresas. Se tendrán que tomar las medidas necesarias tendientes al incremento de la participación de la masa salarial en el ingreso nacional, tal como lo establece nuestro programa de gobierno 2025-2030.