jueves 20 de junio, 2024
  • 8 am

Precipitaciones enlentecen la cosecha citrícola e impulsan los valores en el mercado interno

Las recientes precipitaciones en el litoral norte han impactado significativamente la cosecha de frutas cítricas, particularmente naranjas y limones.
La Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM) informó que las lluvias continuas impidieron la cosecha, ya que la fruta mojada presenta problemas de calidad de piel y es más propensa a la podredumbre poscosecha. Este fenómeno ha llevado a un incremento en los precios de estos productos.
Los referentes del sector comercial señalan que, además de los problemas climáticos, una mayor demanda ha contribuido a la suba de los precios.
Según el informe de la UAM, la naranja se cotiza en promedio a $42 por kilogramo al mayorista, lo que representa un aumento del 2% respecto a la semana pasada. Las partidas de mayor calidad registran incrementos aún más pronunciados.
En contraste, la oferta de mandarinas ha ido en aumento con la llegada de nuevas variedades, aunque los precios se han mantenido estables. Esta semana, se han comenzado a comercializar las primeras partidas de mandarina Común o Criolla, conocidas por su aroma intenso y persistente, y su mayor cantidad de semillas.
También se han ingresado partidas de mandarina Improved, que son similares a las Criollas pero con una fragancia más sutil. El valor promedio de la mandarina se mantiene en $22 por kilogramo al mayorista, incluyendo impuestos.