sábado 15 de junio, 2024
  • 8 am

La juventud y la política

Maria Eugenia Taruselli
Por

Maria Eugenia Taruselli

16 opiniones

Lic TS Eugenia
Taruselli
Vivimos en un país que ha sido elogiado por ser uno de los más democráticos de América Latina. La democracia conceptualmente es definida como un sistema donde la soberanía le pertenece al pueblo y que se ejerce el poder directamente sobre éste.
Ahora bien, a pesar de los múltiples conflictos que origina la disputa constante del poder, los jóvenes aún no renunciamos a que un días se ejerza la verdadera democracia y que juntamente con esto podamos disfrutar de un ambiente de equidad y de respeto hacia las diversas formas de hacer valer nuestros derechos.
A través del tiempo nos hemos dado cuenta de que una de las causas por las que el país no avanza más rápidamente, es justamente porque las minorías no han sido tomadas en cuenta en el modo de hacerlos partícipes en esta imperiosa tarea de buscar soluciones que hasta hoy, han sido inasequibles. Esto es lo que pensamos, esto es lo que nos ha llevado a bregar por espacios donde los jóvenes seamos escuchados.
En un mundo extremadamente adulto céntrico, se piensa, se decide, por las niñeces, y por las juventudes. Merece clarificar que las principales causas que han hecho que la sociedad, entre ella un gran número de jóvenes opten por no participar en política se debe a las propuestas que aunque prometedoras han adquirido la categoría de falaces. Obviamente, esto no ocurre en todos los partidos políticos, pero lo decimos para que se nos entienda a la hora de ser criticados por falta de participación.
Desde el mundo adulto céntrico, somos criticados cuando por ejemplo, en un medio de comunicación escuchamos la palabra democracia, y al equipararla con política, muchos concluimos que es un tema monótono, que nos deja por fuera y que si no ofrece nada nuevo no amerita nuestra atención. Si bien sabemos que esta actitud está equivocada, nosotros la justificamos, o entendemos. Nosotros, como parte de la ciudadanía queremos realizar propuestas, desde nuestro punto de vista, desde nuestro lugar de jóvenes, y que las mismas sean tomadas en cuenta. Que nuestras propuestas sean escuchadas y no adentrarnos en temas lejanos que no nos conducen a ningún horizonte esperanzador para nuestros intereses. Estamos cansados de escuchar discursos que no son más que adornos para el arte de la elocuencia.
Actualmente la juventud pasa por momentos y problemáticas bastante complejos, necesitamos integrarnos, ejercer la ciudadanía, realizar propuestas, por ello es que ante la iniciativa de jóvenes que han ingresado en espacios políticos y nos convocan a ser parte de un lugar que nos corresponde, hemos decidido conformar el grupo de jóvenes de la lista 434 de Aire Fresco, del Partido Nacional. Un espacio donde la verticalidad no existe, todos tenemos derecho a emitir nuestras opiniones, sin ser juzgados. Estamos realizando diversas propuestas en temas que para nosotros son prioritarios, como por ejemplo: salud mental, prevención del suicidio, depresión, ansiedad: la inserción laboral de los jóvenes en Salto, que terminan emigrando por falta de fuentes laborales; si bien existen propuestas académicas, las propuestas laborales no van de la mano. Es una ciudad que recibe a jóvenes de otros departamentos como Artigas, Paysandú, Rivera, Cerro Largo, Treinta y Tres, y necesitan para solventarse ante la carencia o escasez de becas estudiantiles, ocupar plazas laborales que se quitan a la población joven salteña. Preocupa el vínculo entre la pandemia por covid 19, el rendimiento académico y el otorgamiento de becas.
Por todo lo expuesto los invitamos a sumarse a nuestro espacio.