sábado 15 de junio, 2024
  • 8 am

Despidos e incertidumbre: sindicato cárnico denuncia complejo panorama laboral en los frigoríficos de Salto

Por Andrés Torterola
El próximo martes 28 de mayo se conmemora el día de los mártires de la industria frigorífica en el Uruguay, en medio de grandes luchas de los trabajadores en la década del 60, los obreros de la carne desarrollaron fuertes movilizaciones y huelgas para defender sus salarios y su fuente de trabajo. El presidente del Sindicato de la Industria Cárnica (SOMICAR), Oscar Larrosa, fue entrevistado por CAMBIO para conocer la situación actual de los trabajadores en Salto, el sindicalista confirmó que la situación es compleja, con realidades distintas en los tres frigoríficos del departamento.
SIN PRUEBAS
Según Larrosa, SOMICAR despidió a nueve trabajadores, dos de los cuales fueron encontrados cocinando en el lugar. La empresa aprovechó esta circunstancia para despedir a otros nueve trabajadores afiliados al sindicato. Afirmó también que los despidos carecían de pruebas sólidas y se basaban únicamente en algunas declaraciones. En este sentido, señaló que el sindicato tomó medidas que consideraron justas en su momento, ya que el método utilizado por la empresa para despedir a sus trabajadores no era el correcto.
PERSECUCIÓN
Lo que está sucediendo es una persecución a los trabajadores. No se ha logrado comprobar la culpabilidad de los empleados, ni siquiera mediante fotos o videos. A esta situación se suma el despido del delegado de seguridad y salud, quien ha sido acusado de acoso por los jerarcas de la institución. Sin embargo, no se han podido confirmar los argumentos en su contra, ni se cuenta con testigos que respalden la denuncia realizada por una trabajadora, que motivó la determinación de recisión de su contrato.
FRIGORÍFICO DAYMAN
La situación de los trabajadores de este frigorífico es sumamente complicada. Han sido enviados al seguro de paro por un período de cuatro meses. Esta planta, especializada en la faena de ovinos, ha detenido su actividad debido a las dificultades para adquirir animales para procesar. Se espera que la actividad se reanude cuando la temporada mejore, pero esto no brinda garantías a los trabajadores. Existe incertidumbre sobre si tendrán suficientes jornales para mantenerse durante el período de seguro, especialmente aquellos que ya agotaron sus jornales parciales. Larrosa mencionó que la empresa ya venía enfrentando irregularidades y retrasos en los pagos, aunque algunos fueron regularizados el pasado jueves 23 de mayo, mientras que se espera que el resto sean abonados la próxima semana.
FRIGORÍFICO LA CABALLADA
En este caso, la venta frustrada del frigorífico Marfrig a Minerva ha generado incertidumbre sobre el futuro de los trabajadores. Larrosa mencionó que independientemente del propietario, el sindicato está comprometido a defender las condiciones laborales y la estabilidad de empleo. Se ha afirmado que los trabajadores se oponían a la venta del frigorífico, lo cual no es cierto, ya que están de acuerdo con ella, siempre y cuando se les garanticen las protecciones necesarias y todos sus derechos laborales.