miércoles 24 de julio, 2024
  • 8 am

Mantienen advertencia por la aparición de ofidios venenosos

Una víbora Coral apareció en un salón de clases de una escuela rural de la localidad de Pueblo Soto, en Paysandú. Los docentes atinaron a llamar a la Policía al ver el animal, dado que sabían que por su color implicaba un color para los alumnos. Una vez que llegaron, los efectivos decidieron sacarla del centro educativo y devolverla al campo, según dijo el jefe de Policía sanducero, Eduar Álvez. El jerarca policial explicó que se trata de una víbora “muy peligrosa”. Este tipo de animales suele ser escurridiza y silenciosa, pero en caso de atacar esconde la cabeza, baja el cuerpo y levanta la cola. Su mordedura, por el veneno que inyecta, puede ser mortal.
PRECAUCIÓN
No es el primer caso que se reporta en pocas semanas en lugares poblados. En la Escuela 111 de Salto también apareció un ejemplar de crucera que debió ser capturada por Bomberos. Un niño fue mordido por una yarará en Cerro Largo en otro de los casos de aparición de ofidios. Ante esto y el clima inestable de calor y humedad que se viene registrando se pide tener especial precaución en las tareas de campo, utilizando botas altas, no metiendo la mano en huecos y en caso de estar ante un ejemplar no intentar atraparla, ni tocarla.
REPORTES
En Uruguay en el período 2020-2023 hubo 143 notificaciones de ofidismo. Los eventos no se distribuyen uniformemente en el territorio nacional; son más frecuentes en los departamentos de Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo, Salto, Rocha, Maldonado y Lavalleja. La cantidad de accidentes es muy superior en los meses cálidos con respecto a los meses fríos.