martes 16 de julio, 2024
  • 8 am

Las obras de Salto FC avanzan pero el debut será en el Dickinson

Las máquinas y obreros siguen trabajando, todo el Vispo Mari está cambiando su cara casi totalmente a nueva y un nuevo escenario saldrá a luz en las próximas semanas.
Salto va a contar con un estadio muy mejorado y con perspectivas de seguir creciendo, pero al inicio de esta temporada el equipo no lo va a poder jugar allí. El pitido de Primera División Amateur se postergó para el 22 de junio, día en que Salto FC recibirá a Villa Teresa y el debut será como local en el estadio Dickinson.
Así lo habían acordado la dirigencia de ambas instituciones, atendiendo la posibilidad de que el Vispo Mari no llegara a tiempo en forma en su remodelación.
En la jornada de ayer la colocación del césped sintético ya estaba cerca de cubrir todo el terreno de juego, pero además se está trabajando en varios frentes y el estadio va a quedar en condiciones de utilizarlo probablemente para la segunda o cuarta fecha del campeonato.
El gimnasio de 200 metros cuadrados está pronto pero resta colocarle la equipación. Tribunas se han arreglado y en el sector oeste está previsto a futuro colocar nuevas instalaciones. Los vestuarios se han ampliado y mejorado y en los últimos días han llegado las casas prefabricadas que se ubicarán detrás de la tribuna Galliazzi, sobre el sector este, que serán para futbolistas que lleguen desde fuera del departamento.
Más adelante en el tiempo se comenzará con la construcción de una cancha de baby fútbol también de césped sintético, con dos canchas de fútbol 5 dentro. También hay trabajos en la zona de cabinas para los medios de comunicación.
Se esperaba terminar antes para poder debutar en escenario propio, pero hubo contratiempos, así como costos que se dispararon y la obra estará rondando los 800.000 dólares de inversión.
Salto jugará en la segunda fecha como local ante Frontera Rivera y puede ser allí o en la cuarta cuando le toque recibir a Canadian, que pueda hacer usufructo de sus nuevas instalaciones.