martes 16 de julio, 2024
  • 8 am

Un Camino de Valores y Compromiso: Mi decisión de ser candidata

Maria Eugenia Taruselli
Por

Maria Eugenia Taruselli

18 opiniones

María Eugenia Taruselli
Cuando tomé la decisión de asumir el gran desafío de liderar una agrupación política y de postularme como Candidata a la Diputación, inevitablemente me pregunté: ¿por qué? Surgieron varios «por qué», y hoy quiero compartirlos con ustedes.
¿Por qué? Porque tengo unos padres maravillosos, quienes me enseñaron no solo lo que está bien, sino también lo que no lo está. Inculcaron en mí valores sólidos y la determinación de enfrentar cada desafío con perseverancia hasta alcanzar el éxito. Porque cuento con una familia extensa, con sus defectos y virtudes, que siempre está presente para apoyarme. Cuando tropiezo, sé que ellos estarán ahí para levantarme y alentarme a seguir adelante.
Porque tengo amigos de toda la vida y otros más recientes, quienes están aquí hoy por razones significativas. Su apoyo y compañía son un testimonio de los lazos que he cultivado y que me inspiran a dar lo mejor de mí misma en este camino.
Porque tengo un esposo excepcional (Enzo) que me respalda en cada uno de mis desafíos. Él comprende la importancia de este nuevo paso en mi vida y se enorgullece de mis logros, siendo un sostén invaluable en mi vida.
Porque tengo a mis dos hijas, Joaquina y Delfina. Mi deseo es que crezcan en un país y un departamento llenos de oportunidades, donde puedan desarrollarse plenamente, estudiar, encontrar empleo y realizarse tanto profesional como personalmente.
Estos pilares personales son fundamentales para quienes participamos en la política. Todo lo demás se aprende en el camino.
No prometo perfección ni estar libre de errores, pero sí prometo dedicación absoluta para hacer las cosas correctamente. Mi objetivo es demostrar que la política honesta y comprometida todavía existe.
Comparto estos ejemplos porque sé que muchos comparten el mismo deseo por sus familias, padres, hijos y amigos. Este es el núcleo de nuestra agrupación. En ocho meses, hemos construido lo que somos hoy con nuestra propia forma y estilo, transmitiendo nuestros valores y expectativas hacia la política y nuestros líderes.
Estoy convencida de que el 30 de junio demostraremos que somos muchos los que anhelamos lo mismo. Hemos entregado todo nuestro esfuerzo hasta ahora, pero ahora la responsabilidad recae en todos y cada uno de ustedes para difundir este mensaje y demostrar en las urnas que la política es de todos y para todos.
Agradezco sinceramente su apoyo y compromiso. ¡Juntos vamos a hacer historia!