martes 6 de diciembre, 2022
  • 8 am

«Los clásicos marcaron»

La Copa de Selecciones de OFI se detiene en el momento en que Salto se consagra campeón del Litoral, es decir, en la cresta de la campaña. El técnico Jorge Ariel Noboa realizó un análisis de lo actuado y de la fase nacional que no se sabe cuándo seguirá.
– ¿Han hecho un gran torneo y el título del Litoral es el premio?
– La verdad que el balance que hacemos al término de esta parte del campeonato es muy positivo, después de haber clasificado primero y después obtenido la copa del Regional Litoral Norte.
– ¿Fue complicado el inicio del proceso?
– Comenzamos con bastantes problemas, de convocatoria, de asistencias, pero no hay mal que por bien no venga, porque logramos un equipo más dinámico, con más velocidad, fuimos adaptándonos en busca del equipo que pretendíamos y del sistema de juego. Tuvimos poco tiempo de preparación pero fuimos de menos a más. La verdad que se formó un gran grupo desde lo humano y futbolístico, desde lo grupal. También se formó un buen equipo de trabajo y de a poco los jugadores se fueron convenciendo de que se podían lograr cosas.
– De a poco se fueron afianzando en el juego.
– Mantuvimos una idea de juego durante todo el campeonato, tanto de local como de visitante. Mantuvimos un equipo y si bien dimos oportunidades a todos de jugar, se pudo mantenr la base de un equipo.
– ¿Los partidos de visitante fueron clave?
– Ganamos partidos importantes afuera, como en Paysandú, que no es fácil. Salvo con Liga Agraria, que empatamos, los demás partidos afuera los ganamos a todos. Hemos logrado ganar partidos acá en el Dickinson y darlos vuelta también, en el final logrando la obtención de la copa en nuestro Estadio, que hacía muchos años no se podía, y en un partido muy difícil, complicado, que el equipo supo sacar adelante. Por ahora se pudieron superar los obstáculos que se pusieron delante nuestro y seguimos en camino por el otro objetivo.
– Se le ganó a los dos finalistas del año pasado.
– Se logró dejar por el camino a dos equipos que el año pasado jugaron la final del Litoral y del interior como Paysandú y Río Negro, prácticamente con los mismos jugadores, el mismo cuerpo técnico, incluso no es que fueron equipos renovados, que cambiaron muchos jugadores con relación a los del año pasado. Sin embargo el equipo nuestro tuvo un recambio del 75% con relación al del año pasado, se cambiaron muchos jugadores. Los clásicos ganados en Paysandú marcaron la diferencia de como se viene trabajando. Haber ganado bien como visitante en Río Negro demostró que este equipo está para grandes cosas, desafíos, en una cancha difícil de ganar. Incluso se le ganó a Artigas en su casa, que sea como sea es Artigas y en su casa saca comúnmente resultados positivos.
– Se viene una nueva etapa nacional.
– Los dos Canelones están en carrera, los dos son muy buenos. A nosotros nos tocó con Canelones, después está Canelones del Este, que terminó primero en su serie. Este Canelones que vamos a enfrentar tiene un buen equipo, por más que perdió la final de su región por penales con San José en una serie muy pareja.
– ¿Cómo encaran de aquí en más los trabajos, debido a la paralización de actividades?
– En principio desde el viernes cuando surgió el estado de emergencia debido al coronavirus, que surgieron las medidas a seguir por el Ministerio de Salud, resolvimos acatar las ordenanzas, suspendiendo los entrenamientos. También se paró el campeonato, no se sabe hasta cuándo. Tal vez el lunes nos reunamos con el cuerpo técnico para ver bien cómo viene la cosa. Por un lado hay que cuidar la salud de nosotros y por otro lado concientizar a los jugadores por lo que estamos pasando. Por eso se tomó este paquete de medidas, de evitar reuniones, aglomeraciones. Nosotros como cuerpo técnico, no estaría bien que hiciéramos los entrenamientos normalmente, porque debemos dar el ejemplo. La idea es hablar con los jugadores para que tomen conciencia, para ayudar a que surjan lo menos posibles casos de la enfermendad y que pronto se termine.
– ¿Será difícil mantener el nivel alcanzando con un parate de un mes?
– Es muy complicado que el deportista entrene a conciencia, para mantener su nivel de juego. Buscaremos juntarnos con los jugadores en una reunión para ver cómo sigue esta historia, ver cómo sigue la situación de esta epidemia y qué es lo que se puede hacer y qué es lo que no se puede hacer. Esto es algo que nos toca a todos, por más que justo este parate nos viene mal porque estábamos en nuestro mejor momento. Es algo que hay que respetar y ver por cuánto tiempo no tenemos fútbol. Después seguiremos trabajando como siempre.
– ¿Cómo estaba el plantel al momento de la suspensión?
– Los 22 jugadores han jugado. Sólo Carlos Regueira jugó un solo partido, ante Liga Agraria. Es importante que al que le tocó jugar aportó lo suyo. Para este partido con Canelones mantenemos las cuatro bajas, de Alejandro Pintos y Heber Martínez por expulsión y Richard Toriani y Paolo Dantaz por acumulación de amarillas.