Jueves 4 de junio, 2020
  • 8 am

Expectantes y en espera de una respuesta para Salto

Álvaro Lima
Por

Álvaro Lima

197 opiniones

Dr. Álvaro Lima
Diputado
Frente Amplio
Salto
Intentamos ser transmisores de las preocupaciones de la gente en nuestro Departamento. Por ello, hemos presentado la iniciativa en cuanto a obtener una exoneración en las facturas de luz eléctrica, agua potable y telefonía.
Lo explicábamos en nuestro anterior encuentro y pensamos que sobre tres características de la iniciativa; radica la esperanza de que pueda concretarse.
La primera es que el beneficio que ansiamos refiere exclusivamente a la población de Salto y no de todo el país.
Allí encontramos la nota de la excepcionalidad de la solicitud, con relación a la regla general de aumentar las tarifas públicas que desde el Ministerio de Economía se ha vuelto a insistir.
Entendemos que la fragilidad del mercado salteño, quedando enmarcada en la zafralidad que se extiende a casi todas las áreas de trabajo remunerado, se profundiza con esta emergencia epidemiológica.
Familias enteras de distintos puntos de la ciudad nos vienen expresando que la economía del hogar empieza a resentirse, el cese de actividad provoca envíos masivos al seguro por desempleo y los salarios menguados dificultan hacer frente a los gastos comunes.
La segunda característica en la que apoyamos esta petición de exoneración de tarifas públicas, descansa en la determinación de la franja de población para quien deseamos la ayuda para paliar la crítica situación.
Trabajadores/as zafrales, prestadores de servicio y dependientes del ramo turístico, pequeñas y medianas empresas, comercios de barrio e instituciones deportivas.
No comprende a la totalidad de personas que habitan el suelo salteño, solamente a quienes están siendo afectadas por esta coyuntura económica que va profundizando el repliegue de actividad.
Finalmente, la tercera vía de argumentación recae en la temporalidad del beneficio que solicitamos.
Con precisión y claridad enmarcamos la exoneración en los meses de marzo y abril de 2020, por tanto, no se trata de un período indeterminado ni excesivamente extenso.
La propuesta cuenta entonces con éstas tres variables, que en su espíritu conservan la cohesión, la armonía y la integralidad.
Al elaborar la iniciativa, creímos desde el equipo de la diputación que debía reunir ciertos aspectos que pudieran complementarse con lo que sabemos son las intenciones del gobierno entrante de reducir el gasto y aumentar las tarifas.
Estamos esperando, desde hace unos días, que UTE, OSE y Antel nos confirmen que nos recibirán para plantear de primera mano lo que pretendemos para las familias de Salto.
Necesitamos que así ocurra. Por la gente a la cual representamos y por sus preocupaciones.
Hemos solicitado también desde el Parlamento que la propuesta hecha sea comunicada de inmediato a Presidencia de la República, a los ministerios de Economía y Finanzas y de Industria, energía y minería, a los tres organismos reguladores de las tarifas, al Congreso de Intendentes, a la Represa Hidroeléctrica de Salto Grande y al gobierno departamental.
Mantenemos esa expectación de saber cuál es esa decisión. Anhelamos que sea lo que espera la población. Lo que necesita, para superar este momento complejo.