Jueves 28 de mayo, 2020
  • 8 am

Es ley, que sea también una oportunidad

Germán Coutinho
Por

Germán Coutinho

120 opiniones
Diario

Por Germán Coutinho
Senador de la
República
Esta semana se aprobó por unanimidad el proyecto de ley que crea un nuevo Fondo Citrícola. Queremos destacar que este proyecto de ley es un ejemplo de voluntad política por parte de todas las bancadas, de todos los legisladores. En este sentido, existe buena disposición con relación a un tema que viene en proceso desde hace mucho tiempo y nos parece importante resaltar ese gesto de consenso y negociación política en este momento tan difícil que está viviendo el pais.
Entre todos juntos, estamos aportando una solución a miles de familias que no podrían empezar a trabajar sin su aprobación.
Esta situación tiene un contexto que queremos recordar y es que el 24 de marzo votamos algo muy parecido a lo que habíamos votado el 10 de abril del año pasado. No nos olvidamos, como lo dijimos hace un año, que tanto este proyecto como aquel no son respuestas definitivas. Con lo que aprobamos esta semana aseguramos que la zafra va a arrancar y ganamos tranquilidad y tiempo, pero también, esto debe ser el impulso y la oportunidad para que sigamos trabajando en generar una solución definitiva a un sector vital para nuestro Departamento, que junto a Paysandu concentran más del 90% de la producción Citrícola del país.
Muchísimas hectáreas verían caer su fruta y tendríamos importantes problemas sanitarios si no hubiésemos aprobado este fondo. Tampoco podríamos cumplir con los compromisos asumidos con los inversores actuales ya que está por empezar el trabajo de packing y en chacras. Además, perderíamos mercados internacionales que, más que nunca, el Uruguay va a necesitar para realizar sus exportaciones.
Cuando el 8 de enero votamos el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo, que puntualmente hacía referencia a que cobraran los trabajadores que habían trabajado pero que no habían cobrado vimos la oportunidad, la posibilidad, de volver a generar en el Parlamento, una minuta de comunicación para enviar al Poder Ejecutivo a fin de poder seguir tratando el tema porque era una fija que, tarde o temprano, terminaríamos votando nuevamente otro fondo citrícola.
Eso no pudo hacerse debido a diferentes motivos, pero cuando el 11 de marzo votamos la ampliación del seguro de los trabajadores de Pili, comenzamos a conversar con las diferentes bancadas acerca de la reiteración de esa minuta al Poder Ejecutivo para que enviara un proyecto de ley a efectos de buscar, al menos, una solución para que empiece otra zafra.
Por eso también queremos valorar el gesto de ese momento, me refiero a aquel compromiso que habíamos asumido todas las bancadas aunque, con la actual integración del Senado, solo cinco senadores estamos repitiendo en esta función, de buscar las soluciones de fondo.
Sabemos que la citricultura está atravesado dificultades, pero también sabemos que existe capacidad para que las nuevas autoridades que están asumiendo sus funciones en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca; en el Ministerio de Industria, Energía y Minería; en el Banco República y en los diferentes organismos se pongan a trabajar rápidamente a efectos de encontrar una solución definitiva. De esta manera, en marzo o abril del próximo año, no tendremos que volver a votar otro fondo citrícola.
Sigamos trabajando para que éste proyecto, que tranquiliza pero no soluciona, sea una oportunidad para encontrar una respuesta a largo plazo. La citricultura necesita fuertemente que lo analicemos todos y ser un tema nacional.
Así entre trabajadores, empresarios, legisladores y gobierno, podremos todos juntos decir que Salto sigue siendo Salto Naranjero.