sábado 13 de abril, 2024
  • 8 am

“El déficit es que se apunta a ganar el próximo partido, no a formar”

Al igual que la selección mayor, la juvenil de Salto tampoco tiene la certeza de si podrá finalizar su torneo y si se decide hacerlo, cuándo será.
El técnico Wilson Cardozo habló sobre ello, pero también accedió a la consulta de CAMBIO a hablar de una larga campaña como exitoso entrenador de divisiones formativas.
«COLUMBIA, chaná y la selección»
«Mis comienzos en formativas fueron hace muchos años, cuando jugaba al fútbol en Columbia de Liga Agraria. Empecé a dirigir la sub-16 y de ahí en más no pare de dirigir. En Salto empecé a trabajar en el baby fútbol de Chaná, de donde salieron muy buenas generaciones y selecciones de baby. Después pasé a las formativas de Chaná y también trabajé en Universitario y otros equipos del fútbol salteño, hasta que desde el 2001 en adelante vengo dirigiendo muchas selecciones juveniles de Salto. Dirigir a las selecciones juveniles ha sido un privilegio para mí, estando siempre en las definiciones».
«En el caso de entrenador de formativas, de busca que el gurí a esa edad aprenda cosas elementales, que para eso los técnico debían prepararse. Ahí fue que con el profesor José Luis Masci, la propio ASEF (Asociación Salteña de Entrenadores de Fútbol) con Julio Luccini a la cabeza empecé. Siempre digo que le agradezco mucho al Cr. Obdulio Rubido, que siempre me decía que debía buscar mejorar en el trabajo de formativas y entonces me interesé en progresar en la enseñanza para darle lo mejor a los chiquilines. Antes acá no había cursos de entrenadores como pasa hoy, recien en el 2004, de la mano de Jorge Noboa, Roberto Banega, Héctor ‘Pipo’ Rodríguez, David Leites. Después de muchos años salió acá un curso de entrenador, que me dejó mucha enseñanza, para después seguir dirigiendo equipos, como selecciones juveniles de Salto. La idea siempre fue hacer hincapié en la formación del jugador, que para mí hoy sigue siendo el gran déficit que tenemos en nuestro medio, porque generalmente lo que se hace es preparar al jugador para ganar el próximo partido. Son deficiencias difíciles de corregir. Hay que formar al chiquilín, no para ganar el próximo partido.»
ALGUNOS BUSCAN ACOMODARSE
«Lo mismo es que algunos buscan conseguir un laburo dirigiendo formativas, acomodarse. Pero el entrenador debe preocuparse en que los gurises mejoren su juego. Hay cuatro o cinco conceptos que debe manejar un entrenador de formativas, después esto se nota hasta en jugadores que llegan a primera. Son cosas que hay que corregir en formativas, en la edad justa, porque después ya cuesta más aprender. Son varios los fundamentos a aprender en cada puesto, que hay que dominarlos. Los que lo hacen son los que después van a jugar en el fútbol profesional, los de mejor técnica. Por eso, está en nuestra manos la formación a temprana edad.»
«El fútbol salteño ha cambiado mucho, pero sigue pecando en muchas cosas, que deberían mejorar, como las canchas. Si bien hoy hay más orden en los calendarios, se debería jugar mucho más en formativas. Hay una materia prima muy rica, el CUJ (Consejo Único Juvenil) trabaja bien y Salto siempre está en la definición de los campeonato en formativas».
«Después también está que todas las selecciones formativas de Salto, como esta última sub-14 campeona, sufren una sangría. Desde muy chicos ya vienen a buscarlos y se los llevan, después no todos los clubes reciben un pago como debería ser; son pocas las transferencias que dejan plata a los clubes salteños por derecho de formación. Nos siguen vendiendo las cosas que nos vendían hace treinta años atrás como en la época que se llevaron al ‘Chueco’ (José Batlle) Perdomo. Debido a que no tenemos una representatividad a nivel profesional, hoy buscan llevarse a los gurises a los 12 años para no pagarle nada a los clubes.
«VENÍAMOS BIEN CON LA SUB 17»
Sobre el tema actual, el momento de incertidumbre de la selección sub 17 de Salto, agregó:
«Veníamos muy bien hasta que llegó la pandemia. Tenemos un grupo de padres espectacular, con un apoyo que uno siempre quiere. Por lo general se es hincha del jugador, en este caso el hijo, ellos han hecho cosas por Salto. Un ejemplo es que en estos momentos de crisis se vio la clase de gente que son, tratando de ayudar a los más necesitados».
«Una selección con un buen grado de entendimiento de lo que se pretendía en esta fase final, para la que estaban preparados. El primer mes siguieron entrenando igual y ahora todos están a la expectativa si en octubre o noviembre van a jugar.»
«Se conformo un cuerpo técnico con una buena sintonía, nadie va a negar las condiciones del profesor Emanuel Priario, lo mismo lo de Rodrigo Argüello, en lo que es la formación integral del jugador, después el entrenador de goleros Federico Noboa aportando lo suyo. Ahora a la espera que se pueda volver al entrenamiento, esperemos que sea en agosto, para trabajar y dar lo mejor en este cierre de torneo.»