sábado 26 de noviembre, 2022
  • 8 am

Hasta noviembre se reducirá sueldo del Intendente y del Secretario General y se eliminarán los viáticos

Desde su inicio, la gestión del Dr. Alejandro Noboa frente a la Intendencia de Salto, se ha caracterizado por el cuidado de las finanzas departamentales y de intentar administrar correctamente los recursos con los que se cuenta. Los bienes municipales se habían visto reducidos desde antes de la llegada a Uruguay de la emergencia sanitaria por la enfermedad del coronavirus, él mismo lo había alertado.
LIMITACIONES
Luego estas limitaciones se vieron agravadas, principalmente porque la llegada de la pandemia obligó a aplazar las elecciones, se dió la disminución de pagos de tributos por parte de la ciudadanía, y la comuna debió comenzar a pagar lo que se podía a los proveedores, sostener los sueldos, mantener el funcionamiento de los diferentes servicios y se debieron realizar gastos extras, los cuales se han debido llevar adelante por la Intendencia para continuar con su funcionamiento normal y atender a la ciudadanía en el marco de la emergencia social que atraviesa del departamento. El mismo Noboa dijo en entrevista en este medio en el momento de asumir que la intendencia no vivía las mejores condiciones pero que no se encontraba en una crisis.
COMPLEJIDAD ECONÓMICA
En la jornada de ayer en diálogo con el Intendente Dr. Alejandro Noboa confirmó a CAMBIO que reunido el gabinete económico de la comuna se mantuvieron y ampliaron las medidas de austeridad que han caracterizado a su gobierno. Noboa dijo: “Se decidió mantener la rebaja salarial del Intendente en un 25% y del Secretario General en 20%, esta medida se mantendrá hasta el final del periodo, asimismo se mantendrá la eliminación de viáticos para los dos funcionarios antes mencionados”. Estas medidas habían sido muy criticadas por la oposición departamental al inicio de la gestión, hoy la reducción del sueldo del intendente es parte de los proyectos políticos de todos los partidos políticos que aspiran a dirigir la comuna luego de la elección departamental del 27 de setiembre. Las Intendencias al igual que cualquier empresa, transitan una coyuntura de complejidad financiera recrudecida por las medidas de la emergencia sanitaria, el aumento del desempleo el cierre de grandes sectores que aportan a la economía departamental, son hechos que han impactado en forma contundente en la recaudación, y especialmente en Salto.
SIN CRISIS
Consultado sobre los argumentos que se brindaron durante la reunión del gabinete económico Noboa dijo: “Se argumentaron estas medidas en la situación económica agravada por el covid-19 y el debido cuidado de los dineros públicos”. La organización municipal que ha llevado adelante el intendente Noboa, posibilita, tanto si las elecciones departamentales hubieran sido el 10 de mayo como lo serán el próximo 27 de setiembre, a quién le toque gobernar en el futuro, hacerlo en continuidad de la gestión que se realiza. Es decir, sin problemas ni crisis.