domingo 5 de febrero, 2023
  • 8 am

DEL ORL AL MEDICO GENERAL POR EL DR. FERNANDO RODRIGUEZ SALGADO

Colegio Médico del Uruguay
Por

Colegio Médico del Uruguay

105 opiniones

SORDERA – HIPOACUSIA – SUPURACIÒN DE OÌDO
La sordera, la hipoacusia y la supuración del oído son un desafío para el médico general, de familia y dentro del primer nivel de atención.
Donde muchas veces, estos síntomas no son el motivo de consulta, ya sea porque el propio paciente desestima los mismos y lo deja para más adelante. Por eso, es el médico general quien tiene que tener dentro de sus preguntas, en la anamnesis, a ellos.
Otras veces el paciente viene con alguno de estos problemas y sorprende a su médico. Y este tiene y debe saber cómo manejarse y orientar al paciente, ya sea solucionando su problema o haciendo la rápida derivación al especialista ORL.
Estos mismos síntomas son problemas patológicos sin duda tratables y muchas veces solucionables.
Estas patologías muchas veces, son parte de una sordera compleja que necesita, para ser bien tratada y solucionada, no solo de un especialista ORL, sino que el mismo tenga una formación de subespecialidad en oído específicamente.
La sordera compleja implica la resolución de las diferentes patologías que provocan una sordera, sin importar su grado.
La sordera puede ser provocada por diversas patologías ya sea congénitas y patologías sufridas durante el embarazo, infecciosas, traumáticas, ototòxicas, metabólicas, autoinmunes, hipoacusia súbita y tumorales.
Las patologías congénitas afectan la audición en el oído interno y se denominan hipoacusias neurosensoriales profundas, la mayoría de las células ciliadas del órgano de Corti, permanecen destruidas y consecuentemente la función coclear. Sin embargo buena parte de las fibras del nervio auditivo, se conservan intactas. Tomando como punto de partida dicha situación y gracias al desarrollo de la tecnología; mediante la introducción de electrodos en la cóclea, se logra estimular las fibras del nervio auditivo funcionales, lográndose la percepción de sonidos y en niños pequeños, la posibilidad de desarrollar lenguaje. Esto es el implante coclear.
Dentro de las patologías que provocan sorderas llamadas de transmisión pues lesionan la membrana timpánica y/o la cadena osicular de huesecillos están las de origen congénito, infeccioso (otitis crónicas y colesteatoma) y las de origen óseo (osteodistrofia) que afectan la capsula ótica como la otosclerosis que ocasiona la fijación de la cadena de huesecillos con la resultante hipoacusia. Ellas se solucionan con procedimientos de timpanoplastia donde se incluye la reconstrucción de la cadena osicular; mastoidectomias radicales o modificadas y cirugías del estribo.
Las de origen traumático pueden provocar hipoacusias mixtas, neurosensoriales o de transmisión. Estas se solucionan con cirugías de reconstrucción según el caso y de ser necesario implante coclear.
Las de causa ototòxicas, metabólicas, autoinmunes e hipoacusias súbitas provocan hipoacusias neurosensoriales. Aquí la solución si es quirúrgica será con un implante coclear.
Las fistulas peri-linfáticas dan hipoacusias de transmisión mixtas con vértigo. Las fistulas se solucionan con cirugías de cierre de las mismas mediante injertos homólogos.
Finalmente las tumorales pueden provocar hipoacusias de transmisión como el glomus timpánico o el cáncer de oído y neurosensoriales como el neurinoma del acústico. La cirugía de tumores es la extirpación de los mismos, el glomus se extirpa y de ser posible se reconstruye la cadena osicular, el neurinoma se extirpa con la colaboración del neurocirujano actuando en equipo. Y el cáncer de oído se reseca y luego de comprobar la cura clínica se puede intentar reconstruir el oído medio o colocar un audífono o un implante coclear.
Esperamos que el articulo les haya sido útil para todos ustedes los médicos y a vuestros pacientes para tratarlos y darles las mejores soluciones.
Dr. Fernando Rodríguez Salgado
Ex. Prof. Adj. Catedra ORL, HC, UDELAR.