viernes 3 de febrero, 2023
  • 8 am

Cuatro jugadores le dieron a Salto dos títulos en los últimos cinco años

Tres títulos ha logrado Salto a lo largo de toda su historia en la Copa de OFI, la primera en 1979, la segudna en 2015 y la tercera el pasado domingo.
La escasez de éxitos, en relación a lo que este departamenato está capacitado a dar y refleja en la calidad de futbolistas que llegan al fútbol profesional, parece ir cambiando en los últimos tiempos. Aquel mal acostumbramiento a la derrota en el fútbol, antónimo a la gloria en la que por esas épocas transitaba la ‘Roja de la S’ en el básquetbol a nivel nacional, ha tomado un saludable cambio radical.
El por qué puede ser multicausal, se basaría en la seriedad que se ha puesto en la formación de jugadores, en sus torneos juveniles, etc, pero se le pueden atribuir otras razones.
Pero lo concreto es que hay jugadores que han estado en las dos últimas cosechas, claramente con distintos aportes y distintos momentos de sus carreras. En 2015 fue en la plenitud física y en 2020 ya sin el despliegue de cinco años atrás pero aportando otros atributos con el oficio como estandarte.
Son cuatro los jugadores que estuvieron en el ciclo de Ramón Rivas que en 2015 terminó con el título y que repitieron este año con Jorge Noboa. Ellos, que han tenido una línea de rendimiento muy equilibrada a lo largo del campeonato producto de esa carga de varios años de partidos en la selección que sólo se obtiene estando en la cancha, van a quedar en la mejor historia del fútbol salteño.
Carlos Regueira, Elbio Conti, Javier Gómez y Fabio Rondán se merecen el aplauso por partida doble. Sólo ellos podrán contar que estuvieron en Pan de Azúcar y en la lluviosa tarde del Dickinson ante Canelones del Este.
También estuvo las dos veces Joaquín Burutarán, una como jugador y la segunda como técnico en lugar de Noboa, así como también algunos dirigentes y allegados.
Salto tiene tres títulos del interior de OFI, la vara alta para poder seguir caminando en la senda de los campeones y cuatro nombres para poner en nuestro ‘salón de la fama’. Freddy Aguirrezábal