martes 31 de enero, 2023
  • 8 am

Cárcel de Salto necesita más espacios para actividades e intervención técnica

Por Andrés Ferreira.
El Comisionado Parlamentario, Juan Miguel Petit realizó una conferencia de prensa en la jornada de ayer en Hotel Salto informando sobre conclusiones de su auditoría anual en la cárcel de Salto, CAMBIO recabó información.
RECORRIDA
Petit explicó que la auditoría anual se trata de valorar los distintos elementos que componen la vida dentro de una unidad penitenciaria, aspectos de su situación edilicia, presencia de programas educativos, laborales, evaluar la convivencia y más. “Nos hemos reunidos con los jueces de ejecución, defensa pública, autoridades de la cárcel, recorrimos toda la unidad, pabellones, como conclusión general el equipo de dirección de la unidad está haciendo un gran trabajo, con esfuerzo, criterio técnico, educativo y social, inteligencia, ganas, es muy bueno tener en el departamento un equipo de gente comprometido con su trabajo” manifestó. “Por otro lado nos vamos preocupados por el aumento de la población penitenciaria, en todo Uruguay sucede, pero en Salto es muy fuerte, por diversas causas, además aumenta mucho la población, pero no los recursos logísticos, humanos, materiales o de programa” señaló.
AUMENTO DE POBLACIÓN
Consultado por si la causa del aumento de población penitenciaria era por más delitos o un mayor trabajo en juzgados, Petit dijo que hay leyes nuevas actuando, mecánica procesal nueva, cambios de mandos policiales y efectos sociales importantes por el Covid-19 como aumento de desempleo. “Es difícil sacar una conclusión al respecto, lo estamos estudiando y es un tema sobre el cual hay que trabajar, si no hay nadie preso hay impunidad, si hay muchos presos generamos un volumen problemático de personas privadas de libertad porque se vuelve un disparador de violencia, Uruguay está muy pasado de cantidad de personas privadas de libertad que tiene” agregó.
REHABILITACIÓN
Respecto a la posibilidad de rehabilitación en cárceles, Petit afirmó que todos los días se logra rehabilitar, educar, alfabetizar y otras veces no. “Las cárceles son como ciudades donde pasan cosas maravillosas y otras horribles, hay cárceles que están muy bien, otras no tanto y algunas muy mal, nosotros trabajamos para que las que están mal puedan mejorar, en Salto se están haciendo cosas muy buenas, incluso en cárceles que están mal se hacen cosas buenas, no se puede generalizar, en algunas se logra rehabilitar y en otras no” explicó.
OBJETIVOS
Petit habló de los objetivos que se propuso en su período y entre ellos destacó ser más útil, eficaz y mostrar cosas que a veces se ven y cuestan explicarlas. Pretende apostar a un necesario debate por una estrategia nacional penitenciaria lo cual dijo que es imprescindible, porque allí se juegan muchas vidas, generación de violencia y sin una estrategia que implique a actores y acuerdos, se seguirá pegándole a la víbora en la cola y no en la cabeza.
SITUACIÓN EN SALTO
“El año pasado la cárcel local ya tenía problemas de espacio con 320 personas, hoy tiene 520, es desesperante la cantidad de población que hay y la dificultad de espacios mínimos para ciertas cosas, creció la población de mujeres por mayoría y por momentos se vuelve inmanejable, por momentos es difícil saber hasta dónde se puede llevar la situación con estos números, se va a necesitar más espacios sobre todo para actividades educativas, de convivencia, se requieren recursos técnicos, hay un clamor popular de atención psicológica, la gente quiere hablar de sus problemas, angustias y lo que les pasó, eso habla de la necesidad de una institución técnica, no todo se arregla con buena voluntad o atender la emergencia del momento, si no hay intervención técnica la cárcel se vuelve una caja sin sentido y la gente salte peor de cómo ingresó, deteriorada, al no haber intervención técnica el estado está en omisión generando más violencia” señaló.