miércoles 8 de febrero, 2023
  • 8 am

«La escuelita de Lizcano me ayudó mucho a crecer como jugador»

Carlos Ismael Roux, el ‘Corcho’ fue un gran ‘9’ que tuvo el fútbol salteño, formado desde los seis años en Universitario, campeón con selecciones salteñas y con el ‘Rojo’ en 1981 y 1993. Tuvo pasajes por Danubio, Defensor y Fénix, para retirarse joven y emprender su carrera como entrenador profesional.
«Desde niño me encantaba jugar al fútbol, nací en calle Artigas 1475 y jugábamos en la vereda, cuando no había tanto tránsito. Recuerdo cuando mi padre escuchaba el Mundial Inglaterra 1966, con aquella recordada selección uruguaya. En ese mundial fue que tuve uso de razón, además todos mis regalos eran pelotas y ahí en el patio de mi casa le empecé a pegar, motivado por ese mundial que mi padre escuchaba, porque en el 66′ no se veían partidos por televisión. Después, con unos años más, en el predio del Liceo IPOLL había un lindo espacio, se hizo una canchita y de ahí salieron buenos jugadores, como el ‘Pepe’ De los Santos, ‘Chiche’ Cattani, Ramón Rocha, Walter Ubal. Aprendí mucho con los más grandes. Siempre me gustó jugar como delantero pero jugué en todos los puestos, hasta de arquero, tanto en el campito como en el baby fútbol y las inferiores de Universitario».
LA ESCUELITA
«Fui parte de la escuelita del profesor Harley Lizcano, un verdadero adelantado. De allí salieron ‘Bocha’ Santín, Jorge Correa (hoy en México), después se cortó ese proceso pero la ‘U’ sale campeón en 1981. Era un club que había salido campeón salteño dos veces en la decada de los 50′, creo 55′ y 56′, después baja a Intermedia donde estuvo varios años, hasta que vino Lizcano. Primero se logra ascender y después costó pero se llegó al Salteño en primera de 1981 y se rompre ese ciclo, no hubo recambio porque no se trabajó más el baby ni las inferiores».
«Recuerdo en el año 74′ un dirigente de Nacional que fue entrevistado por la televisión en el Mundial de Alemania, dijo que en Uruguay había solo dos escuelitas de fútbol, que era en Montevideo, la de ellos en Nacional, y en el interior en Salto, refiriéndose a la escuelita del profesor en Universitario. Fue una lástima, siempre digo; él se va y se corta ese proceso tan importante. Esa escuelita me ayudó mucho a crecer como jugador. La mayoría de esos chicos formados desde el baby pasaban a formativas y con 15 años debutaban en primera, por más que seguían jugando en formativas, como fue mi caso y el de muchos que hicieron toda la escuelita».
SELECCIÓN
«En la selección con 16 años jugué y fui goleador de un campeonato que nos gana la final Artigas con Ruben Paz y Venancio Ramos; tenían un equipazo y su mayoría terminó en el fútbol profesional. Fue cuando Bentancourt y el profesor Gesto estaban al frente de los juveniles de la selección uruguaya. Hubo una reunión en Artigas, donde fueron técnicos a ver jugadores, pero el nuestro, que era Basilicio Da Silva, no fue y estaban interesados en mí. Estuve cerca de jugar en la juvenil de Uruguay, época donde la mayoría era del interior.»
«Tuve la oportunidad siendo muy joven de estar en formativas del fútbol profesional, en cuarta de Danubio fui compañero con Nery Castillo, Lorenzo Carrabs, famoso golero que triunfó internacionalmente. También estuve en Defensor y después en Fénix en inferiores y alternando en primera, suplente pero entraba y jugaba unos minutos. Después vine a Salto y fui a Bella Unión a Con los Mismos Colores, que en aquel entonces tenía un equipazo. Siete años estuve allí, jugué en la selección de Bella Unión. Fui invitado a jugar hasta en la selección de Artigas, pero después que terminaba el fútbol con ellos, si me citaban de Salto jugaba por Salto. Tuve el orgullo de defender la camiseta del departamento, por más que fue en la época que por más que se hicieran bien las cosas teníamos que sufrir a Paysandú».
«Igual en 1983 salimos campeones del Litoral, le ganamos a Paysandú en el Estadio Artigas, donde hacía más de 20 años no se ganaba. Fue un gran Litoral, le ganamos a todos y después jugamos el campeonato del interior que terminamos perdiendo la tercera final con Cerro Largo por penales, donde se pudo haber ganado en los 90′.»
«Vuelvo al fútbol salteño en 89′, 90′ y 91′ en Dep. Artigas y salimos campeones. En el 92′ Universitario en la ‘B’ tenía un equipo juvenil y me habla el ‘Macho’ Alfieri para aportar experiencia, y fue mi vuelta al club, que fue mi retirada como jugador a pesar de ser joven.
«En el 93′ se mantuvo cuerpo técnico y equipo y se siguió ascendiendo jugadores. Y salimos campeones por cuarta vez en la historia y la segunda vez personal. Una lástima que después se vuelve a cortar ese ciclo de formar desde baby e inferiores para primera, porque sino ‘U’ hubiera seguido siendo protagonista. Pasó mucho hasta que ahora se ganaron cuatro títulos de los últimos seis. Esperemos que este ciclo no se corte».