Domingo 7 de marzo, 2021
  • 8 am

La atención médica en tiempos de Covid 19

Fulvio Gutiérrez
Por

Fulvio Gutiérrez

190 opiniones

Dr. Fulvio Gutiérrez
La vieja costumbre de los uruguayos de echarles las culpas a otros, ha resentido grandemente la atención médica en tiempos de pandemia. Porque resulta que ahora, las extremas demoras en la atención de salud en los centros de asistencia públicos y privados, son culpa del Covid 19.
Miles de personas con problemas de salud, con todo el derecho que la ley les da por ser “socios” o afiliado a algún prestador privado de salud o ser afidios a ASSE, recibe una respuesta que ya se ha transformado en un “cliché”: no tenemos más números, o tenemos números para el año que viene, o tiene que llamar a un teléfono que le indican para conseguir un lugar de atención, o contactarse vìa web (para muchos más complicado aun) porque el doctor atiende solo a tres o a cinco por día (obviamente que ese teléfono le da siempre ocupado y el acceso), o lisa y llanamente le dan un número para dentro de dos o tres meses, y todo por culpa del Covid 19. Es verdad que hay todo un “protocolo” que las autoridades sanitarias han creado para administrar esta crisis. Pero pese a eso, la atención se ha resentido y bastante. La prueba está en las denuncias que se están presentando por los usuarios ante el Ministerio de Salud Pública por esta mala atención, que largamente pasan de cien.
Entonces uno llega a una triste y absurda conclusión: el “negocio” es estar “jodido” y recurrir a una emergencia y que además lo dejen internado (ahí si la atención está asegurada en tiempo y forma), o haberse infectado de Covid 19. Entonces sí lo atienden de inmediato. ¡Y esto no puede ser!
Porque el socio o afiliado a un prestador de salud, sigue pagando su cuota (que se la descuentan del sueldo, si es afiliado por FONASA o la paga directamente si es afiliado individual), ya sea de un prestado público o privado. Cada afiliado al sistema (nos llaman beneficiarios, pero no lo somos, porque la Sociedad en su conjunto es la que paga la cobertura de salud) le da a su prestador (público o privado) un aporte para ser debidamente atendido. Y ese pago es por una atención integral en la salud de cada uno. Por tanto haya Covid 19 o no haya Covid 19, a cualquier persona enferma la tienen que atender dentro de los plazos que establece la ley. Sí hay una ley que establece con total claridad que el plazo para tener una cirugía general es de dos días, y que el plazo para consultas médicas y quirúrgicas como cardiología, oncología, geriatría y oftalmología es de un mes; y el plazo para la consulta con un especialista es de un mes; pues entonces no se está cumpliendo con la ley. Porque entonces razonemos por el absurdo: tampoco se descuenta de las cápitas que reciben las instituciones públicas y privadas las prestaciones que no se dan o se postergan. Tampoco se le descuenta al afiliado individual, porque la atención que se le ofrece no es la que corresponde. Esto, que parece un absurdo, no lo es. Si la sociedad en su conjunto, con sus impuestos paga una suma de dinero por una atención integral que no se da, pues entonces que le hagan un descuento en el precio de las cápitas y de las cuotas. Recuerden que hay miles de cirugías suspendidas y sin haberse coordinado fecha. Sé que me van a decir que eso es impracticable y que va a distorsionar el sistema. Sí, pero ¿acaso no es lógico?
Entonces hagámonos una pregunta: ¿Esto es culpa de los médicos? No. Es culpa del funcionario que da la cara y atiende a los usuarios. No. Entonces ¿de quién es la culpa?
La culpa es de las jerarquías administrativas de los prestadores de salud, que no han sabido gestionar sus servicios en tiempos de pandemia, y del Ministerio de Salud Pública que no ha sabido (¿debo decir no ha querido?) “apretar las clavijas” a fondo. El representante del Sindicato Médico del Uruguay en la Junta Nacional de Salud, Federico Preve, lo dijo con total claridad: “hay mala gestión y a veces se demora más de lo debido”. ¡Esto debe ser corregido Ya! Porque saben qué: me causó muy “mala espina” lo que dijo Preve en medios de prensa: “Cuando prima más el sistema financiero que la atención, pasan estas cosas”. Y este hombre conoce de lo que habla.