Viernes 26 de febrero, 2021
  • 8 am

“La sequía no afecta a la horticultura en Salto, por tanto no deberían subir precios del mercado”

En los tiempos que estamos transitando donde se habla reiteradamente de la escasez de precipitaciones que sufre nuestro país desde hace un período bastante prolongado y teniendo en cuenta los problemas que esta contingencia podría generar nos comunicamos con Alejandro Secco, -coordinador de Avanza Salto Hortícola-, para conocer la realidad de nuestro departamento y si este fenómeno afectaría en algo la producción de los cultivos que aquí se realizan y que están en lo que se denomina comúnmente como el cinturón hortifructícola.
SISTEMA DE RIEGO
Secco dijo que “antes que nada debemos dejar en claro que la horticultura en Salto, desde mediados de los años ochenta desarrolló fuertemente un sistema de riego basado principalmente en la tecnología israelí y prácticamente podemos decir que es inviable pensar en horticultura en Salto sin riego. Y esto se debe a que la mayoría o la enorme mayoría de los productores han desarrollado todas sus plantaciones con una base sólida de riego artificial inclusive combinando actividades y utilizando lo que se llama el fértil-riego. Las producciones que podrían tener algún tipo de impacto por el déficit hídrico podrían ser aquellas que son grandes extensiones a campo y que son de cierto de tipo de cultivos muy específicos. Los cultivos a campo básicamente en Salto se concentran en su gran mayoría en la zona de Corralitos y Nueva Hespérides y son principalmente de boniato, cebolla, zanahoria y algo de zapallo. Estas plantaciones son superficies importantes que por la propia magnitud de los productores ya tienen previsto un sistema de riego para esos cultivos por lo cual en caso de existir lo que se está dando en la actualidad no los perjudica de manera grave”.
IMPACTO MÍNIMO
Secco dijo que “Es muy ocasional y quizás hasta extraño, el caso de un productor que no tenga cobertura de riego de toda su producción y en todo caso, si no lo tiene, es mínimo el efecto que la falta de lluvias podría acarrearle dado que siempre se buscan alternativas para mitigar la falta de riego. Con ese concepto y teniendo en cuenta el equipamiento con que se cuenta por parte de los productores de nuestra zona podría aseverarse que el déficit hídrico no impacta en la horticultura y por lo tanto mucho menos impacta en los precios de los diferentes productos que de allí provienen. Si profundizamos un poco más podríamos decir que es exactamente al revés o sea el exceso de lluvia es el que podría llegar a afectar en ciertas épocas del año a la producción y eso se da más que nada por el aumento de los índices de humedad en los invernáculos o en las producciones que se denominan bajo cubierta. Y eso se debe porque al aumentar en forma importante los índices de la humedad en esos cultivos, también aumenta la incidencia de un montón de hongos y de enfermedades de las plantas. Por eso básicamente podemos decir que la sequía no afecta la hortifruticultura y por lo tanto por esa causa no deberían variar los precios del mercado”.