viernes 19 de abril, 2024
  • 8 am

Solicitan que abran las fronteras, se flexibilice el tránsito y se contemple accesibilidad económica

Por Andrés Ferreira
A través de redes sociales, desde que comenzó la pandemia se vienen haciendo publicaciones, escritos y reclamos de parte de argentinos que están en Uruguay, así como también de uruguayos que se encuentran en Argentina, y no pueden viajar a su país porque las fronteras se encuentran cerradas. Las manifestaciones llegaron a los medios de comunicación, CAMBIO publicó en ediciones anteriores lo manifestado por los integrantes del Grupo Puente, quienes aseguran que están teniendo serios inconvenientes por no poder viajar, extrañan a sus familias y hay trámites médicos o laborales pendientes a solucionar, entre otras cosas. En las últimas horas, un argentino, David Chorne, radicado en Uruguay publicó en su cuenta de Facebook esta carta dirigida al Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y al mandatario argentino, Alberto Fernández.
LA MISIVA
“Soy Argentino, radicado en Uruguay hace algunos años, un ciudadano que transita y sufre como muchos este cierre insólito de frontera que no permite, ni a #argentinos ni a #uruguayos, poder ver a nuestras familias de un lado y el otro del río, resolver trámites pendientes, estudiar, trabajar, etc. Me invade entre otros un sentimiento, el de injusticia y enojo, ya que uno entiende que esta medida, así de severa y estricta, en términos sanitarios no se justifica. Además lamentablemente el enojo, y también la pena, acrecientan en uno cuando hace cuentas y ata cabos, pudiendo ver claramente el enorme negocio para unos pocos que esta situación desagradable para todos y todas viene siendo. Me refiero puntualmente a los laboratorios por los hisopados (que tienen un costo importante), y a BUQUEBUS (Según lo dictaminado hasta la fecha solo por agua, y a través de esta empresa se permite el cruce desde Uruguay a Argentina). Valga acotar que soy de Entre Ríos, donde está mi familia, más concretamente de Concordia)”. Cabe recordar que se cuentan con tres puentes internacionales como conexión (Fray Bentos/Gualeguaychu, Paysandú/Colon, Salto/Concordia).
LIBERTAD DE CIRCULACIÓN
En la carta el ciudadano sostiene que “solo aquellas familias de buen pasar económico, y otras con mucho esfuerzo, pudiendo cubrir los hisopados, el hospedaje para el aislamiento y “Buquebus”, podrán gozar del derecho al libre tránsito y movilidad. El resto no. Esta forma de tratar la migración regional de nuestras fronteras, tanto del gobierno Uruguayo como el Argentino, han generado mucha desigualdad, angustia e impotencia en los ciudadanos de ambas naciones, siendo injusto e irracional dicho tratamiento en términos sanitarios. Es importante recordar que la libertad de circulación, también enunciado como libertad de movimiento, es un concepto de los derechos humanos por el cual “toda persona tiene derecho a moverse libremente, ya sea dentro de un país o de un país a otro”. Está reconocido parcialmente en el artículo 13º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
PERSONAS COMO MERCANCÍA
También es importante tener en cuenta que, según un censo realizado en 2019, la cantidad de argentinos en Uruguay es de 28.604 personas, y en Argentina 135.076 uruguayos. Estamos hablando de una cantidad muy importante de personas a las que se nos está tratando como mercancía y no como sujetos de derecho, haciendo que el camino para poder ver a nuestras familias con libertad y tranquilidad sea muy difícil. Nadie está negando la gravedad de la enfermedad, solo cuestionando su gestión en materia de migración regional, y su metodología, pues insisto, es injusta”, concluye el texto.