domingo 16 de junio, 2024
  • 8 am

La Zona Franca de Salto

Leonardo Vinci
Por

Leonardo Vinci

156 opiniones

Por Leonardo Vinci.
Quisiera escribir sobre el éxito de la Zona Franca en nuestra ciudad; destacar la cantidad de empleos de calidad que se han creado; subrayar la enorme importancia que la misma ha tenido para la economía local y aplaudir la iniciativa.
No lo puedo hacer.
Y no lo puedo hacer, porque no existe la Zona Franca de Salto.
Formé parte de la legislatura que aprobó una ley verdaderamente revolucionaria tras discutir el proyecto presentado por el gobierno del Dr. Julio María Sanguinetti y tengo muy claro que la puesta en funcionamiento de las Zonas Francas significó un gran avance para la economía nacional.
Recuerdo que en aquel entonces, el Dr. Jorge Batlle nos decía «Creo que este proyecto constituye un instrumento válido para los importantes propósitos que el país debe llevar adelante. A mi juicio, el Parlamento hace bien en votar esta ley…»
Para los que no conocen con exactitud de qué estamos hablando, usaremos la definición más sencilla y común encontrada en Internet: «Una zona franca es un territorio delimitado de un país donde se goza de beneficios tributarios, como la exención del pago de derechos de importación de mercancías, así como exoneraciones de impuestos».
En la actualidad funcionan en Uruguay 11 emprendimientos de esta naturaleza.
Recientemente, el Gobierno habilitó una zona franca en Punta del Este, con eje en los servicios.
El proyecto, está compuesto por una torre en Avenida Gorlero de 25 pisos y supone una inversión de unos US$ 30 millones.
Se llamará World Trade Center Punta del Este y albergará a empresas uruguayas y globales que generarán entre 1.000 y 1.200 puestos de empleo directos.
Ha declarado Carlos Lecueder a «El Economista», que en este momento están terminando los proyectos, y que las obras empezarán pronto. El edificio estará ubicado frente a la Plaza de los Artesanos y tendrá vista tanto a la playa Mansa como a la Brava.
Las empresas que se instalen deben ser «del exterior o uruguayas» pero siempre con la condición de «trabajar hacia el mundo».
«Apuntamos a empresas que quieran venir a Uruguay- un país estable, con sistema jurídico serio y sólido- y que puedan trabajar con personal capacitado para el mundo», sostuvo Lecueder. «Saldremos a buscar a empresas que ocupan mucha gente con remuneraciones que están por encima de las del mercado».
Según datos de Uruguay XXI, «casi US$ 1 de cada US$ 3 exportados por el país fueron desde zonas francas», señaló su Director Jaime Miller.
También dijo que el régimen- que ya lleva más de 30 años- «ha sido un gran instrumento» y un «gran canalizador de exportaciones».
En el norte del país, la instalación de una nueva zona franca en Rivera es sin duda el emprendimiento más importante en la historia de ese Departamento.
En un predio de casi 500 hectáreas en la Ruta 5, adquirido por los inversores, están a punto de iniciarse las obras.
Ha dicho el Intendente Sander que «Estamos seguros que es la oportunidad para Rivera de comenzar a generar, además del turismo de compras, un movimiento industrial que se sume a lo que hacen Fymnsa y Urufor con la madera y la empresa Dambo con la exportación de arroz».
«Es la posibilidad además de generar puestos de trabajo de calidad para nuestros jóvenes que ya se están preparando en nuestras universidades, inclusive con carreras binacionales».
Salto no debe quedar atrás.
Gobernantes y empresarios tienen que poner toda su atención en el logro de conquistas similares.
Nuestra ciudad y su gente lo merecen.