martes 5 de marzo, 2024
  • 8 am

Educación para los estudiantes

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

160 opiniones

Por el Esc. Gustavo Varela.
Era una semana ideal para escribir sobre ese estadio montevideano que construyó la princesa capitalina, para que lo disfruten aquellos que pueden pagar una entrada cara en cada espectáculo, o para comentar el dislate del Pepe, quejándose justo él del despilfarro, como un mal para la humanidad.
Sin embargo, leyendo el columnista de CAMBIO del jueves, mi colega Chiriff, sobre la LUC y la educación, dejé de lado los dislates de la reina y el filósofo y voy a intentar centrarme en la LUC y la educación.
No voy a entrar a comentar tecnicismos, que nada le aportarían al lector, sí en cambio me voy a centrar en algunas generalidades del mismo.-
Obviamente que los principales argumentos del referente del Partido Comunista, es la misma perolata y cantarola ya gastada, de que el tema del cambio en la gobernanza educativa, pasando de órganos pluripersonales (Consejos) a unipersonales (Direcciones), “Involucraban la participación de muchos actores y enriquecían la política educativa”. “Y culmina “pero además, los cambios que propone la LUC imponen riesgos para el derecho a la educación de niños, niñas, jóvenes, docentes, funcionarios no docentes, familias y comunidad educativa toda“. Chiriff nos dice que los cambios en la LUC, ponen en riesgo a los estudiantes entre otros, para lo cual fui a mirar números de lo que parece que funcionaba bienen los gobiernos llamados “progresistas”.
Veamos los porcentajes de personas de 20 a 24 años con secundaria completa en algunos países en los últimos tres años .

Muy claros los números.
Tenemos el porcentaje de egreso más baja de América Latina. De cada 10 muchachos que ingresan, 4 son los que culminan sus estudios secundarios, 6 quedan por el camino.
Esta es la situación que nos dejó como modelo el Frente Amplio, cogobernando los órganos de la educación junto a los sindicatos. Se dijo con suma claridad durante la campaña electoral por el Presidente Lacalle Pou, que de ganar iba a proponer una ley para cambiar la forma de gestionar el gobierno de la enseñanza del Uruguay.
¿Hay algo de malo, que cumpliendo con la promesa, se proponga otro modelo?
Si lo anterior no dio resultado, ¿hay algún problema que se quiera establecer otro punto de vista en la forma de gobernar la educación?
Nos dicen que la LUC privatiza la educación, para lo cual sería interesante ver los números de todo el período “progresista” (15 años)
Vamos a los números de esos años. Fuente, Observatorio Anep.
Como se ve en la tabla, año a año la educación pública, perdió alumnos con respecto a la educación privada en primaria en los tres gobiernos del FA.
Tan es así, que inclusive algunos sindicatos públicos, negociaron con el Estado, para que éste se haga cargo del pago de cuota en colegios privados de los hijos de los sindicalistas.
Sí así como lo lee.- Los que se rasgan las vestiduras.
Indudablemente que estos son apenas dos ejemplos, donde se quiere mostrar con argumentos, no con eufemismos, que habiendo las autoridades anteriores, legítimamente haber probado una forma de dirigir la enseñanza, que desde nuestro punto de vista fracasó, el actual gobierno, con toda legitimidad, plantea un cambio de rumbo, para ver si se pueden revertir los malos resultados obtenidos.
La ley, no conlleva riesgo ninguno para los diferentes actores educativos, lo que sí ocurría, de seguir insistiendo con un modelo que privilegiaba a los sindicatos, dejando de lado a los educandos, quienes deben ser los más privilegiados.
Con toda seguridad seguiremos desgranando argumentos, que confronte con el punto de vista corporativo que desde la izquierda nos muestran día a día, con todos los temas que están incluidas en una ley, que quiere ordenar, orientar y modernizar, el rumbo de las instituciones de nuestro país, y que algunos, a pesar de haberla votado en más de un 80%, quieren anular 135 artículos.
¿Loco, no?