domingo 2 de octubre, 2022
  • 8 am

Alejandro Irigoyen llevó a Saladero a la liguilla «Fue histórico» pero «terminó la luna de miel y habrá más exigencias»

Movistar – 19/09/22 al 19/10/22

Saladero se clasificó en 2021 por primera vez a una liguilla del fútbol salteño, gracias a una gran campaña de la mano de Alejandro Irigoyen, un ex jugador que nunca abandonó la pasión por el fútbol e inclinó luego la vocación por la dirección técnica. Había dejado de dirigir pero volvió para orientar al albinegro, que le jugó de igual a igual todos y que, viendo que era pretendido desde otras instituciones, le renovó el lugar para este 2022.
El ‘Ale’ seguirá un año más y no descartan en el club que sea con la posibilidad de representar a Salto en OFI, si es que River Plate no juega.
«La verdad que cuando arrancamos el campeonato la idea era primero salvarnos del descenso. Pero cuando empezamos a practicar y ver un poco los jugadores con los que contábamos, nos animamos a soñar un poco más. En aquel momento junto al grupo nos propusimos una idea un poco loca, de ver si podíamos estar en la liguilla. Después, de la manera que se fue dando el campeonato, en el comienzo no nos fue tan bien en cuanto a resultados, pero vimos que podíamos, y después se nos fueron dando las cosas. El cuadro se fue acomodando en el correr de los partidos, cuando ganamos partidos importantes, cuando se le ganó a Universitario, al mismo Gladiador que venía como líder del campeonato, le ganamos a Nacional a River Plate, que quiérase o no, terminaron peleando cosas importantes. Al final los únicos que nos terminaron ganando en cancha fueron Ferro y Salto Nuevo. Ahí se logró el gran objetivo que fue la Liguilla, llegar a la liguilla por primera vez en la historia de Saladero. Por suerte el grupo quedó en la historia, en el recuerdo de la gente».
«Tuvimos un plantel no solo lindo en lo futbolístico, sino sobre todo lindo en la parte humana, que se rebeló para estar siempre a la altura de las circunstancias. Porque hubo prácticas de lunes a viernes, con un montón de cosas que se hacían anteriormente, con un compromiso grande de todos los gurises, que fue reflejo de la campaña que hicieron.
LA LIGUILLA
«Si analizamos la liguilla, en el fútbol si bien el rival juega, la realidad es que no tuvimos la suerte necesaria como para ganarla. En el primer partido con Gladiador no perdimos de manera justa, fuimos dominadores casi todo el partido, ellos hacen un gol y nosotros no supimos empatarlo, por más que se estuvo cerca. Después con Ferro tenemos un buen primer tiempo, erramos goles y en el final Ferro nos hace el segundo, en un momento clave del partido, sobre todo ese segundo gol que nos descompaginó todo. Terminamos perdiendo con un 4 a 1 bastante mentiroso, me pareció que no era un partido con tanta diferencia. Lo que sí rescato y terminé emocionado con los gurises, es que perdiendo 4 a 1 seguían metiendo como si estuviéramos con todas las posibilidades».
«Siempre intentamos jugar al fútbol, no tuvimos ningún expulsado, solo dos expulsiones en todo el año; hasta en la parte disciplinaria anduvimos bien. Por eso digo que el partido con Ferro fue un poco mentiroso el resultado, por más que Ferro terminó siendo un justo campeón».
«Después en el último partido ante River se nos dio lo que nosotros merecíamos, que era terminar agrandando un poco más la historia al ganar por primera vez un partido en una liguilla; un premio para el grupo y toda la gente que confió en nuestro trabajo».
«PELEAR COSAS MÁS GRANDES»
Irigoyen ya palpita el 2022: «Este año, en el buen sentido, se terminó la luna de miel, ya pasó el primer año donde nos conocimos. Ahora va a ver un poco más de exigencias, de mí hacia ellos, como de ellos hacia mí. También vamos a ver si podemos incorporar algún otro jugador que sume para el plantel, para empezar a pelear cosas más grandes. Con cuatro o cinco jugadores creo que podemos potenciar a Saladero como para pelear cosas importantes, si mantenemos el compromiso, si mantenemos al grupo unido, porque al venir más jugadores van a tener que competir más por el puesto para seguir jugando o estar en el banco. Si logramos esa unión de grupo con un plantel más competitivo no vamos a estar lejos de la liguilla y empezar a pelear cosas importantes».
Empezar tres meses antes «como el año pasado»
Lo que se hizo bien se repite para Alejandro Irigoyen: «Hay que renovar la esperanza. El campeonato va a empezar en agosto y nosotros el año pasado arrancamos tres meses antes, que fue algo que nos vino muy bien, sobre todo para conocernos. También nos hizo bien en el tema de los lesionados, porque tuvimos muy pocos en el año, diría que de todo el plantel tuvimos dos desgarros, que fueron en la liguilla, que en ese momento más que nada fue por un tema de nervios. Por eso este año vamos a empezar temprano, al menos para juntarnos, unos tres meses antes de agosto empezar a trabajar, sin mucha intensidad, día por medio».
SI NO JUEGA RIVER VA SALADERO
«Un tema que todavía no está resuelto y que estamos esperando, es si River va a participar o no de la Copa de Clubes de OFI, porque en caso que ellos no participen, nosotros vamos a ocupar ese lugar y vamos a jugar la copa de clubes de OFI con Saladero representando a Salto, en ese caso empezaríamos antes los entrenamientos, esperemos que River decida lo antes posible, para en caso que ellos no participen nosotros prepararnos de la mejor forma y participar, que sería otro hecho histórico para Saladero, competir a otro nivel».
«Quiero agradecer a la gente de Saladero, que creyó en mi trabajo, me tuvo en cuenta para volver a dirigir, algo que me gusta; por el respeto hacia mi trabajo como me trataron siempre. Fue un trato muy lindo no solo con directivos sino con el hincha, gente muy linda. Por eso a pesar que me habían hablado de otros clubes, no dudé en arreglar con ellos cuando me hablaron para que continúe un año más y seguir creciendo».