viernes 30 de septiembre, 2022
  • 8 am

El IME cerró la semana con una suba de cinco centavos

La semana en el mercado lanero australiano cerró con una nueva suba en el Indicador de Mercados del Este (IME), debido en parte al tipo de cambio, pero con mucha variabilidad en las referencias dentro y entre cada micronaje comercializado.
La operativa en gran parte de la semana tuvo una incidencia muy importante por parte de los compradores chinos, con un claro interés por lanas con menor contenido de materia vegetal, menor variabilidad de largo de mecha, pero lo más importante es la diferencia creciente entre lanas con o sin certificación RWS.
Las certificaciones marcaban diferencias importantes a medida que los compradores europeos presionaban fuertemente por lanas finas y superfinas, sin embargo esta semana los principales fabricantes chinos presionaron el mercado con primas mayores que en las ventas anteriores, para que el productor australiano certifique sus lanas.
Con la certificación RWS se garantiza el abandono de la técnica de Mulesing por parte del productor o estar en proceso de eliminar esta técnica del manejo de la majada.
En este contexto el IME cotizó a 10,26, ganando cinco centavos frente a la última venta del mes de febrero. En la moneda australiana, el indicador cerró a A$ 14,07, con una caída de 14 centavos en la semana. Por lo que la incidencia del tipo de cambio fue muy importante.
En la suma de las tres jornadas de ventas, se ofertó 50.120 fardos, con un 88,1% de comercialización.
Techwool Trading fue la principal firma compradora con el 17,1% del total comercializado. Le sigue en importancia Endeavour Wool Exports con 9,7% y Tianyu Wool con el 8,5% de lo vendido.
El mercado lanero australiano retomará las actividades la próxima semana, la número 36 de la presente zafra lanera, con una oferta de 52.462 fardos que se distribuirán en los tres centros, durante los días martes 8 y miércoles 9 de marzo.