martes 4 de octubre, 2022
  • 8 am

Un gobierno nacional presente

Dr. Carlos Silva
Por

Dr. Carlos Silva

17 opiniones

Carlos Silva
Partido Nacional
La realidad local indica que la institución política más cercana que tienen los ciudadanos, son las Intendencias y sin dudas que en el interior del país esto es más notorio que en la zona metropolitana, donde los organismos nacionales y departamentales se superponen en varios sentidos.
En Salto el gobierno departamental se aprovecha muy bien de esto desde el punto de vista “publicitario” asumiendo para sí mismo, logros que son del Gobierno Nacional y lo aterrizan como propios y debido a esa cercanía que la gente tiene con los gobiernos departamentales asume que todo lo que pasa en el departamento es obra y arte de la Intendencia.
Pero todo tiene un límite y a las cosas hay que llamarlas por su nombre, hoy el Intendente Andrés Lima sin la colaboración de las políticas nacionales y recursos aportados por el Gobierno de Luis Lacalle Pou, no podría más que abrir las puertas de la Intendencia y con suerte, recoger la basura y tapar algún pozo.
Todos recordamos cuando el año pasado, de un día para otro vimos cientos de trabajadores barriendo calles, reparando espacios públicos que estaban abandonados e incluso, creando nuevos. Esto y mucho más se hizo con los más de 500 trabajadores que pago el Gobierno Nacional para que fueran de apoyo en las intendencias a través del programa, Jornales Solidarios. Mientras ese programa se llevaba adelante, el Intendente Lima, tenía a más de 400 funcionarios municipales en la casa, con el mínimo de horas y sin hacer nada, con la excusa de la pandemia. Esto le permitió generar un ahorro en el rubro cero que hoy lo muestra como un gran logro, pero lo hizo a costas de los bolsillos de los trabajadores que estaban en su casa.
Cuando termino la primera etapa de los jornales solidarios, las personas que limpiaban, reparaban y trabajaban en la calle, no se vieron más. Esto demostró que la fuerza laboral en territorio de la Intendencia dependía de este programa. Hoy se reactivó y el Gobierno Nacional paga más del 80 por ciento del sueldo, el trabajo volvió a las calles de Salto.
Esto no es contra los trabajadores municipales sino para dejar en claro y en evidencia a quienes hoy se olvidan que las tareas departamentales básicas las están realizando con recursos que aporta el Gobierno Nacional y nosotros nos preguntamos, cómo harían si no tuvieran esta oportunidad, en qué estado se encontraría Salto, de qué manera cumplirían con la gente que paga impuestos.
Las grandes obras que vemos en Salto son con dineros aportados desde el Gobierno Nacional, la fuerza laboral que vemos a diario en la calle realizando los trabajos también, que pasaría si no tuviéramos un gobierno presente y que apuesta a la descentralización.
A las cosas las llamamos por su nombre y por eso somos claros en el mensaje, donde estaría Salto si solo estuviéramos en manos de Andrés Lima, no queremos ni pensarlo.