domingo 25 de septiembre, 2022
  • 8 am

Muerte súbita en el Club Remeros

En las últimas horas ocurrió un suceso en el Club Remeros que no debe pasar desapercibido, un hombre de 57 años sufrió una muerte súbita en el vestuario. Tuvo la suerte que el personal que allí trabaja se encuentra entrenado en realizar masaje cardíaco y utilizar el cardiodesfibrilador. Pablo Duarte, se encontraba trabajando en la portería como un día normal, cuando gritan que una persona había perdido el conocimiento en el vestuario. Pablo corrió por las escaleras llevando el cardiodesfibrilador, no dudó en realizarle masaje cardiaco y conectar los parches del equipo en el tórax de la víctima. El equipo emitió la señal de aplicar la descarga eléctrica y Pablo apretó el botón. Durante varios minutos continuaron realizando masaje cardíaco hasta que llegó la asistencia médica.
Es importante que toda la población se entrene en realizar las maniobras de resucitación cardiaca básica, para esto, hay cursos que se imparten en distintas instituciones en forma gratuita. Pablo es realmente un héroe, aunque él no sea consciente de lo que hizo esa noche, si él no hubiera esto allí, quizás el final de esta historia sería otro.
Seguramente de aquí en más la vida de este hombre que volvió a vivir cambiará para siempre y la de Pablo también…
Ojalá Pablo reciba el reconocimiento que merece.
María Helena Roig CI: 3860 341-0