sábado 1 de octubre, 2022
  • 8 am

Cuando la noche se hacía noche Ferro hizo sonar el ¡dale campeón!

Ese zurdazo de Nahuel Machado a los 97 minutos, en la última de las últimas, va a borrar del historial todo el sufrimiento que el hincha de Ferro tuvo que pasar en la segunda final. Lo empató en la agonía del partido y desató la algarabía de una tribuna España que se llenó para ver la cuarta consagración carbonera a nivel de OFI, la segunda en la Divisional B.
Si alguien pensó que iba a ser sencillo se equivocó de cabo a rabo. Ferro no fue el mismo de la semana pasada en San José y Campana tampoco. La visita planteó un partido muy distinto en la mitad del campo, ahogando la posesión de los volantes de Ferro.
Fagúndez no tuvo espacios ni claridad, tampoco repitieron Silva, De Mora y Machado, quizás destacándose algo, pero en marca, Sosa. Arriba Vargas peleó en inferioridad y en ocasiones sacó ventaja.
Después de un inicio con intenciones de Ferro, el trámite se emparejó para abajo y las cosas se complicaron mucho cuando Lescano fue expulsado por un innecesario patadón en la mitad de la cancha. Allí se perdió más fútbol en el medio por la salida táctica de De Mora para cubrir con Viera el hueco defensivo.
Pero apareció Vargas para, en una jugada que intuimos fue preparada, entró por el segundo palo a un centro de tiro libre de Fagúndez, y de cabeza con pique al suelo puso el 1-0. Quizás era inmerecido, pero en una final eso a nadie le importa.
Lo que sí alertaba el trámite era que había que mejorar para no tener sorpresas. Sin embargo Campana sonó de entrada en el inicio del segundo tiempo; dos toques en el área ante la pasividad defensiva y Barrios de media vuelta batió a Fleitas. 1-1.
El empate le daba el título a Ferro pero Campana se volvió a acercar con un remate de Ramos que pasó muy cerca. Y del aviso pasamos al gol; la defensa vuelve a dormir, esta vez en un córner, y en el primer palo Delgado anticipa a todos: 2-2 y balde de agua fría en el Dickinson.
Quedaban menos de 15′, los jugadores de Campana comenzaron a caer de a uno por todo el campo, casi no se jugaba, se cortaba mucho y los nervios se trasladaban de la tribuna a los jugadores.
Pese a la desconexión generalizada, Silvera hizo una personal de la punta hacia el medio y a su zurdazo lo sacó Reyes con una mano por encima del travesaño. De ese córner llegó la más clara, Vargas ganando y Viera perdiéndose el gol abajo del arco de forma insólita.
Parecía sentencia y tener que ir al alargue, el que nadie en Ferro Carril en lo previo imaginaba. E iban a ser treinta minutos de suplicio con uno menos y cuerpos cansados.
A los 5 minutos adicionados a los 90′ el árbitro volvió a adicionar 2 más por las reiteradas caídas de los visitantes. Esa muestra de personalidad del árbitro le dio la última chance a Ferro.
Nahuel Machado, que no había hecho un buen partido y desde que el equipo quedó con diez se había dedicado más a defender que a ofender, asumió la responsabilidad; era la última. Desde la derecha enfiló hacia el medio buscando el perfil, encontró el hueco y sacó el zurdazo que explotó en el arco de Campana. El golero se estiró pero la pelota entró contra el primer palo.
A los 97′ sí. No había nada más que hacer para Campana. No quedaba tiempo ni para sacar, solo para el festejo de Ferro Carril, del que nadie se acordará por el flojo partido, sino por el festejo en blanco y negro en la tribuna y en las calles porque otra ‘Orejona’ se fue para las vitrinas de la Zona Este.
Es el justo campeón, fue más en el balance de los dos partidos y lo reflejan los goles, que increíblemente no cuentan en las finales de OFI.
Freddy Aguirrezábal

FERRO CARRIL 2 – CAMPANA 2

Estadio: Ernesto Dickinson. Público: 2.500. Árbitro: Gonzalo De León (7). Asistentes: Elio Gómez y Leonardo Bidart (terna de Trinidad).
Ferro Carril: Jony Fleitas, Diego González, Daniel Lescano, Hernán Barros, Nicolás Cáceres, Leandro De Mora, Martín Sosa, Franco Silva, Nahuel Machado, Javier Vargas, Nicolás Fagúndez. DT: Richard Usuca. Suplentes: Guzmán Aranda, Agustín Panza, Juan Coelho, Emanuel Lima, Davis Sant’ Anna, Maicol Bravo, Luciano Gaudín.
Campana: Manuel Reyes, Cristian Rodino, Mateo Antúnez, Bruno García, Ricardo González, Gianfranco Rodríguez, Gerónimo Bruzzone, Mathías Daghero, Facundo Lapeira, Santiago Gaspari, Andrés Delgado. DT: Julio Rodríguez. Suplentes: Facundo De León, Jonas De León, Emanuel Bravo, Facundo Perdomo, Joaquín Ramos, Joaquín Ríos, Felipe Travieso, Ronaldo Barrios, Rodrigo Curbelo.
Cambios: PT. 33′ Juan Viera por De Mora (FC); ST.22′ Alan Ramos por G. Rodríguez (C); 25′ Gustavo Silvera por Fagúndez (FC); 40′ Jorgeluis Vera por Sosa (FC).
Goles: PT. 44′ Javier Vargas (FC); ST. 5′ Ronaldo Barrios (C); 35′ Andrés Delgado (C); 97′ Nahuel Machado (FC).
Expulsado: PT. 28′ Daniel Lescano (FC).
El mejor: Javier Vargas. El mejor de Campana: Facundo Lapeira.

Actuación Individual

Movistar – 19/09/22 al 19/10/22

Fleitas (5): sin grandes intervenciones; nada que hacer en los goles.
González (6): bien ante un hábil Lapeira; buscó subir con criterio.
Lescano (3): complicó todo con una falta descalificadora e irresponsable.
Barros (6): algún quede pero en general bien.
Cáceres (5): firme en el cierre de sector; poco aporte en ofensiva.
De Mora (4): tuvo que salir pero no estaba repitiendo otros partidos.
Sosa (6): las peleó todas en el medio y más allá de algún mal pase, también fue rueda de auxilio.
Silva (5): menos claridad de lo habitual.
Machado (7): siempre buscó a pesar de que tuvo que retrasarse más de lo habitual; asumió la responsabilidad en la última pelota y marcó el golazo del título.
Fagúndez (5): intentó lanzar pero estuvo siempre bien marcado; buen centro para el primer gol.
Vargas (7): a veces muy solo, pero igual se las ingenió para complicar a la defensa rival; un golazo que abrió el marcador.
Viera (7): si hacía el empate en una de las últimas pasaba a ser el mejor; la solvencia en cada participación y el contagio a los compañeros.
Silvera (5): en un momento complicado encaró y remató; casi.