viernes 27 de enero, 2023
  • 8 am

Apoyamos la campaña Noviembre Azul por el combate al Cáncer de Próstata

Colegio Médico del Uruguay
Por

Colegio Médico del Uruguay

104 opiniones

Colegio Médico del Uruguay
Consejo Regional Norte
La Sociedad de Oncología Médica y Pediátrica del Uruguay (SOMPU) impulsó la campaña «Noviembre Azul», con el objetivo de concientizar a la población masculina sobre la prevención y diagnóstico precoz del cáncer de próstata.
Este tipo de campañas son importantes porque generan conciencia entre la población para el cuidado y la prevención, en ese sentido, es que el Regional Norte del Colegio Médico del Uruguay, impulsa y promueve Noviembre Azul como una importante época del año que tiene que estar presente entre la población.
La próstata es un pequeño órgano que forma parte del sistema reproductor masculino y tiene la función, junto a los testículos y las vesículas seminales, de producir semen.
Según la SOMPU, en Uruguay se diagnostican 1500 casos de cáncer de próstata cada año y mueren más de 600 varones por año por esta enfermedad, por lo cual hay otro dato más alarmante aún, 1 de cada 7 hombres tendrá cáncer de próstata en su vida, siendo el 75% de los casos detectados en etapas avanzadas de la enfermedad.
Si se detecta en etapas iniciales, el 95% de los pacientes estarán vivos a los 15 años de realizado el diagnóstico, lo que muestra la relevancia de que la detección sea precoz y en ese sentido, la importancia de que las personas se realicen los controles respectivos.
Es importante entonces concientizar a los hombres sobre la prevención de este tipo de cáncer y la necesidad de consultar a un médico en caso de que existan síntomas referidos a problemas al orinar, infecciones urinarias repetidas, aumento de la frecuencia o urgencia para orinar, dolor al vaciar la vejiga, entre otros, que pueden orientar a alguna patología referida a la próstata.
Debido a que el cáncer de próstata crece lentamente y suele no presentar síntomas en las etapas iniciales, es de importancia asimismo el estar atentos a factores de riesgo para el desarrollo de esta patología, como lo son: edad mayor de 50 años, antecedentes familiares de cáncer de próstata, mama, ovario, endometrio y colon en familiares de primer y segunda línea, así como otros síndromes genéticos. 0 ser afroamericano.
Estos factores de riesgo no se pueden controlar y son no modificables. No obstante, existen algunas medidas que se pueden tomar para tratar de reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata; por ejemplo, abandonar el tabaquismo, la obesidad está asociada como muchos tipos de cáncer, incluido el cáncer de próstata; por ello, se recomienda una dieta sana para evitar aumentar de peso y asimismo realizar actividad física para el control del mismo.
La detección del cáncer de próstata debe ser guiada a través del médico de cabecera o urólogo de confianza, evaluando la edad y riesgos presentes para padecerlo. El diagnóstico temprano junto con los avances en el tratamiento ha llevado a mejores resultados. La detección temprana, unida a un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado son necesarios para controlar el cáncer de próstata.
En Uruguay el cáncer de próstata es el más frecuente en hombres. Se registró un promedio anual de 1.456 casos de cáncer de próstata y 573 fallecimientos por esta causa, con una mediana de edad al diagnóstico de 70 años (datos para el período de 2014-2018, Registro Nacional del Cáncer).
Dado los avances en el diagnóstico y tratamiento se ha observado una disminución de la mortalidad en la pasada década con una posterior tendencia hacia a la estabilización.
Los principales factores de riesgo para cáncer de próstata son la edad, historia familiar y factores genéticos. El más importante es la edad, rara vez es diagnosticado antes de los 40 años y su incidencia aumenta a partir de entonces, con un máximo de diagnósticos entre los 65 y 74 años.
El cáncer de próstata puede, en algunos casos, tener un fuerte componente hereditario. Los hombres con antecedentes familiares de este tumor, en particular si un pariente de primer grado fue diagnosticado antes de los 65 años, tienen mayor riesgo de cáncer de próstata.
Asimismo, debe tenerse en cuenta la presencia de antecedentes familiares, mutaciones genéticas hereditarias o de otros cánceres que podrían estar asociados como el cáncer de mama diagnosticado antes de los 50 años, cáncer de mama masculino, cáncer de ovario o páncreas.