domingo 5 de febrero, 2023
  • 8 am

¿Todos con Argentina?

Dr. Pablo Perna
Por

Dr. Pablo Perna

90 opiniones

Por el Dr.
Pablo Perna
Javier Artigas descendiente del prócer, es un patricio uruguayo con una linda casa en un barrio cheto de Montevideo, con piscina olímpica y varios dormitorios, viajaba por todo el mundo en virtud que era alto directivo de una empresa internacional con la que sustentaba a toda su familia. En el 2015 la competencia le ofrece una mejor propuesta de trabajo, la que luego de meditarla acepta. Debía de realizarse previamente un estudio médico.
El viernes en la mañana renuncia y el lunes firmaría su nuevo contrato, pero el lunes por la mañana lo llama el médico de la nueva empresa y le informa que sufría de insuficiencia renal crónica, motivo por el cual no lo contratarían. Debía comenzar a dializarse tres veces por semana, no tenía cobertura médica por haber renunciado y tampoco ingresos, por lo que estaba en la ruina.
Antes de poner en venta su casa, toma la opción de alquilar piezas mediante la plataforma mundialmente reconocida “AIRBNB”, que son los UBER de alojamientos. Con tiempo libre, comienza a diseñar una plataforma digital para personas con problemas renales, conectando centros de diálisis por todo el mundo, pero nadie quería financiar su proyecto. Su primeras cinco y únicas experiencias con AIRBNB fueron espantosas, un brasilero le tapó todos los caños; una pareja de Canadá con un niño le destrozó la casa. Unos ingleses lo calificaron mal por los perros que tenía. Unos hippies holandeses le robaron, y el quinto huésped fue un gordo argentino escritor, que al segundo día infartó en el living.
El escritor fue auxiliado por Javier y su esposa, por lo que estando internado y entubado le llega al argentino un mensaje automático de la plataforma AIRBNB para que califique a su anfitrión y este escribe: “Excelente vivienda para huésped con propensión al infarto agudo de miocardio, la zona pose conexión directa con los mejores hospitales de Montevideo, los anfitriones Javier y Alejandra se convierten al instantes en ángeles de la guardia y te salvan la vida sin conocerte, te llevan muy rápido al hospital en su propio auto mientras te estás muriendo, y después donan sangres para tu operación, no permiten que caigas en depresión, ni que te sientas solo, te traen libros para que leas y además no te quieren cobrar los días que te quedas en su casa. Muy recomendable”. Este mensaje se viralizó, por lo que Javier el 31 de diciembre de 2015 recibe un mensaje de la plataforma AIRBNB que decía: “soy José Gebbia y quiero conocerte”. Gebbia es un joven millennials fundador y dueño de la plataforma AIRBNB, siendo un mega millonario asimilado a Mark Zuckerberg fundador de Facebook. Pensando que se trataba de una broma, le responde: “un gusto, te espero mañana”. Al otro día, 1º de enero de 2016, hora 10.00, estaciona un taxi frente a la puerta de su casa y se baja un flaco, con sombrero de paja, rubio, bermuda, hering negro y championes, era Gebbia en persona.
Le pidió si podía quedarse en su casa 10 días, la que Javier acepto. Dormía en el sillón, se preparaba su desayuno, daba de alimentar a los perros, visitaba como anónimo Montevideo y trabajaba por las noches. Le dijo que su historia lo había conmovido exponiéndola en una charla TED en Vancouver-Canadá, la que título: “Anfitrión uruguayo salva la vida a huésped argentino”; en la misma estaban presentes Steven Spielberg y Bill Clinton, los que morían de la risa de la anécdota.
Javier le contó de su historia y también de su plataforma para personas con problemas renales, por lo que Gebbia quedó muy interesado. Por la noche el millennial le propone ser socios de su proyecto y un contrato por 3.5 millones de dólares para su financiación, de esta manera nacía “Connectus Medical”. Javier pudo volver a viajar y dializarse en cualquier parte del mundo por la plataforma que había creado y en el 2018 logra un trasplante de riñón.
El escritor argentino que se trataba de Hernán Casciari, sin lugar a dudas le cambio la vida a un uruguayo, donde al no haberse rendido ante la adversidad termina esta historia de manera triunfal. La anécdota me recuerda al poema escrito por el argentino Jorge Luis Borges, que recitado por China Zorrilla escinde una mística excepcional, “Milonga para los orientales”, donde dice: “Milonga que este porteño dedica a los orientales, agradeciendo memorias… El sabor de lo oriental con estas palabras pinto; es el sabor de lo que es igual y un poco distinto… ¡Cuántas veces nos corrieron, cuántas veces los corrimos!… Milonga para que el tiempo vaya borrando frontera, por algo tienen los mismos colores las dos banderas”.
Por estas historias que emocionan y hechizan ¡el domingo somos todos Argentina!