sábado 28 de enero, 2023
  • 8 am

Víctor H. Solís contratado para eventos por Intendencia de Salto “Salto deberá definir que carnaval quiere, una fiesta barrial o un evento profesional y turístico”

Por Julio Aguirrezábal

Su experiencia en la coordinación y organización de eventos lo han convertido en un referente en Salto en esta materia. La organización del carnaval salteño, durante la administración de Germán Coutinho, lo ha llevado ganar elogios por un lado y críticas por otro. Pero lo cierto es que Víctor Hugo Solís está convencido que Salto debe tener un carnaval profesionalizado, con atractivo turístico y que comience a competir con otros de la región como el de Artigas, Bella Unión, Concordia y Federación. Contratado por la Intendencia de Salto para la organización de esta fiesta, Solís aclara que no es funcionario municipal, sino contratado y que buscará organizar de la mejor manera, no solo el carnaval, sino actividades para Semana de Turismo y otras fiestas en el escenario Víctor Lima.

-Usted ingresó a trabajar para la Intendencia en un gobierno del Frente Amplio, cuando toda la vida estuvo identificado con el Partido Colorado. ¿Cuál es su situación? ¿En calidad de qué ingresó?

-En la Intendencia me llamaron hace unos meses para decirme si estaba interesado en la posibilidad de ingresar como encargado de organizar fiestas y eventos, que iban a hacer un llamado y si quería participar, querían tercerizar esa parte.

-¿Solo el Carnaval o todos los eventos de la Intendencia?

-Eventos de la Intendencia y todo lo que sea espectáculos, incluso hablamos de la fiesta de la citricultura. Toda mi vida viví de hacer espectáculos, armando espectáculos, y lo bueno es que la base de hacer carnaval ya la tenía, al haberlo hecho en la Intendencia de Germán Coutinho, y bueno, acepté. Armé un equipo de personas que ya habían trabajado conmigo y bueno, nos presentamos. Creo que lo que me ayudó mucho entre tanta gente que se presentó, fue mi currículum, como todo trabajo cuando te van a tomar, miran el historial, y al ver que habíamos hechos desfiles durante cinco años, armando eventos, incluso fiesta de la citricultura, eventos en costanera, la inauguración del Hotel Salto trajimos a Jaime Roos armando por primera vez en la Plaza Artigas un escenario de importante dimensiones con la gente de Servicios Públicos, creo que eso fue lo que nos dio la oportunidad de sobresalir sobre los demás que se presentaron.

-Queda claro que usted no es empleado municipal.

-No, no lo soy. Tengo un contrato a término por seis meses que terminará en abril, después de la semana de turismo. Ahí tendría que encargarme de hacer algo para presentar, porque la gente de Salto reclama mucho que todas las personas se van para Paysandú a la fiesta de la cerveza, y que nuestro departamento no tiene nada y que solamente vienen a las termas y luego tienen que hacer 120 kilómetros para poder ver un espectáculo de jerarquía. Bueno, para eso estamos trabajando en la preparación de un evento en Termas del Daymán, Termas del Arapey y también en Parque Harriague.

-¿Siente resistencia dentro de la Intendencia por estar identificado con el Partido Colorado?

-Sé que no todos lo aceptan, eso lo hablé con el Intendente, lo hablé también con mi familia, les conté lo que sucedía y sentí su apoyo. Luego hablé con Germán Coutinho porque con él me he criado políticamente y he sido uno de sus directores, y también hablé con la gerencia de la radio en donde estoy trabajando, con Carlos y Carmen Gelpi para contarles, y todos me dijeron que es un trabajo y si soy profesional, que me lo tomara como un profesional y lo hiciera de la mejor manera. Eso me hizo sentir respaldado. Pedí la licencia en lo que es el Comité Ejecutivo del Partido Colorado, del cual formo parte, y me dediqué a trabajar. Es cierto que dentro de la colectividad del Frente Amplio para muchos no soy bienvenido, pero bueno, me entiendo con el Intendente Andrés Lima y con el Secretario General, Gustavo Chiriff, también con la directora de Hacienda, y vamos desarrollando paso a paso lo planificado. Soy consciente que dentro del gobierno actual hay gente a la cual no le cayó bien que me hayan llamado, pero fue un llamado público, quizás lo que no gustó a la gente es que el llamado sea abierto.

-Más allá de esta resistencia. ¿Qué ambiente encontró?

-Nosotros para hacer el Carnaval necesitamos de Servicios Públicos, y con el director Mario Furtado tengo muy buena relación. En mi paso por la Intendencia dejé muy buen trato cordial, en los años que estuve toda la gente que traté, hoy tengo buena relación. El Coordinador de Cultura, Pablo Ferreira Pinto que eleva los expedientes, de todos hemos encontrado apoyo, son partes fundamentales para realizar un espectáculo y nos han brindado su apoyo. El Departamento de Obras será quien se encargue de reparar las calles para el desfile, de Movilidad Urbana vamos a necesitar cortes de calles, inspectores, y con ninguno de ellos, por ahora, he tenido inconvenientes para trabajar. Tenemos que estar en comunicación para hacer un buen Carnaval, y creo que vamos por buen camino.

Salto necesita una fiesta que

lo identifique y hoy no la tiene”

-Una de las críticas es que Salto no tiene murgas, comparsas, carruajes de nivel que motive a la gente ir a verlos. No están profesionalizados, como sí lo están en otros lugares. Prueba de ello es que para el Carnaval que Ud. está organizando sea atractivo va a traer comparsas de otros lugares.

-Acá lo que necesitamos es un combo de todo, primero de la parte turística, Salto tiene que ir a presentar lo que brinda a otras ciudades, como lo hace Paysandú con la fiesta de la cerveza, la patria gaucha en Tacuarembó, Artigas lo hace con su Carnaval, Minas con los fogones, y Salto también tiene que tener una fiesta que lo identifique. La tiene, o la tenía antes con la fiesta de la citricultura. Sobre el Carnaval, llegamos a un acuerdo ahora, las comparsas querían desfilar en calle Julio Delgado, pero yo no puedo vender una publicidad para calle Julio Delgado, porque no reúne las condiciones para que las comparsas se desplieguen, ni para traer un turista, y menos para vender publicidad. Mientras no haya un corsódromo en Salto tenemos que hacerlo en nuestra calle principal, que es calle Uruguay, es el lugar indicado. A los barrios se va a ir con el Carnaval también, pero el atractivo es promocionar, si viene un turista a Termas y pregunta qué se puede hacer, y el que está en el Hotel le dice que está el desfile de Carnaval en calle Uruguay, bueno el turista tendrá un lugar, no pagar entrada si no quiere, y una zona cerrada donde hay una silla, está ubicado, todo cuidado estéticamente, y llega al lugar, ahí sí paga por el espectáculo.

-Bárbaro, pero si a todo ese lugar cuidado estéticamente, con todo el glamur, le pone a desfilar comparsas que no son atractivas, el camino seguro es el fracaso.

-Hay gente que trabaja, que se nota, pero también las hay quienes no se esfuerzan mucho.

-No sé si trabajan o no, pero hoy por hoy no son atractivas. Le repito, Ud. mismo nos da la razón con hechos, están gestionando traer números de otras localidades y las promocionan.

-Ha cambiado mucho, antes eran muchos más, hoy son 3 comparsas y tenemos que traer de afuera para el desfile. No me quedan dudas que si hacemos un concurso regional, van a venir de todos lados, de Concordia, de Artigas, de Paysandú, de todos lados, porque los premios que damos nosotros son los mejores del interior.

 

Hay muchas cosas por cambiar,

hay jóvenes que no desfilan acá, pero

lo hacen en Artigas o Bella Unión”

 

-Lo que se nota en otros lugares como Artigas por ejemplo, es que todo el año las comparsas trabajan para el desfile.

-Hay muchas cosas por cambiar, reglamentos, por ejemplo, que no haya tantos niños bailando. Las mujeres jóvenes no quieren salir a desfilar, eso está costando mucho, hay quienes no desfilan acá pero si lo hacen en Artigas o Concordia.

-Esas personas que van a desfilar a Artigas o Concordia, ¿no será que no se sienten identificadas con el nivel local?

-Puede ser… Es un combo de todo, si una persona tiene una hija de 20 años y va a salir en las comparsas, va a querer que su hija esté cuidada. Que nadie la toque, que nadie se le acerque, entonces, calle Uruguay separado con cartelerías y que desfilen tranquilos todos, con buena iluminación, es una cosa. Ahora que desfilen en donde hay mala iluminación, las veredas son de tierra, no motiva a salir. Si tuviéramos un corsódromo, todo sería diferente. Salto es una ciudad turística, tendría que hacer el Carnaval en cinco sábados como lo hace Concordia, ahí le daríamos motivos a la gente a que venga al Parque Acuático, a cenar, a recorrer el departamento y al Carnaval, en Concordia es así. Tenemos todo eso para hacerlo, para mejorar, pero hay que hacer un trabajo desde base, para crecer y mejorar el producto que tenemos.

-Coincidimos, pero hasta que no mejore el producto, no hay crecimiento.

-Todo es un combo. No motiva desfilar en un lugar donde no hay buena iluminación, la vereda no es buena, la gente se cruza en la calle entorpeciendo el desfile.

-En la época del Partido Colorado en la Intendencia los desfiles se hacían en calle Uruguay y tampoco participaba mucha gente.

-Fue cuando comenzamos a crecer, se empezó a notar el cambio. Lo fundamental es el entorno y que se trabaje todo el año, acá no se trabaja todo el año.

-No va a traer a la mejor comparsa de Artigas ni a la mejor de Concordia, traerá a la que se puede y acá igual van a brillar.

-En Concordia el nivel es muy parejo, viene ganando Emperatriz que es la que va a venir, pero entre Ráfaga, Imperio, Emperatriz, hay un nivel parejo. También traemos de Artigas. Podrían venir a dar talleres de cómo hacer la ropa, y comenzar a crecer. El salteño tiene que aceptar que hay carnavales superiores y que nos pueden enseñar, ayudar, como en su momento aprendieron de Salto.

-En cuanto a fiesta que identifique a Salto. ¿Qué piensa hacer?

-La fiesta de la citricultura, si seguimos, seguro haremos una muy buena fiesta. Intentaremos hacer lo mejor, no sé si llegaremos a los números de primer nivel de Paysandú, pero por ejemplo, el 10, 11 y 12 de febrero vamos a estar trayendo a Parque Harriague lo mejor del país, Matías Valdez, Luana, bandas de Brasil, y traemos la banda número 1 de Argentina que es La Konga, eso para el Carnaval.

-¿Por qué no se puede traer a los mismos que están en la Fiesta de la Cerveza en Paysandú y presentarlos en Salto?

-Porque hay que trabajar y dedicarse, hablar con Paysandú, organizarse. Acá en Salto no están acostumbrados a pagar una entrada por lo que vale, hay que poner una entrada popular, sino la gente no va.

-Pero sí van a Paysandú, 240 kms. ida y vuelta y la pagan.

-Exacto, y comen allá, y es algo parecido con lo que sucede ahora con Concordia.

-Es diferente, en Concordia el tipo de cambio resulta muy barato al uruguayo ir a gastar. En Paysandú pagaría lo mismo que en Salto.

-Se trata de trabajo, de gente que le guste y apoye. Yendo más allá de los partidos políticos y banderas, hay que apoyar. Nosotros pretendemos en Carnaval presentar dos o tres números internacionales, fuimos a hablar con ellos y nos costó kilómetros y kilómetros, atrás de eso hay 33 personas trabajando, hay que negociar un ómnibus que pueda venir, contratos, sistema de sonido, todo se trata de trabajo, si uno no está preparado para estar atrás de todo esto, mejor no lo hagan, a veces entre tantos papeleos y coordinación uno se olvida de promocionar, hay mucho trabajo en cuanto a papeles y habilitaciones, no es fácil.

-Hasta el año 1990 hubo 14 murgas, hoy son tres. Para poder profesionalizar el Carnaval, por ejemplo, hay gente que no puede salir, tampoco carteles de plastillera pintados a mano.

-Tiene razón. Bueno, o se hace un Carnaval popular donde sale la gente de los barrios o uno profesional donde sea un atractivo para la ciudad.

-Pero hay que elegir, o lo popular o lo profesional.

-Es política esto, en Concordia se fueron más al profesionalismo y dejaron la parte política de lado. Hoy es uno de los mejores. Nosotros vamos a intentar volver a lo de antes, sillas para el que quiera pagar, donde calculamos que entrarán unas 8.000 personas y la parte será cerrada. Y después las plazas con mucha seguridad donde la gente puede ir sin pagar entrada.

-Cuando se cobraba la entrada mucha gente decía que estaban haciendo dinero con la fiesta del pueblo. Así terminó. Hay que mostrarles que si quieren la fiesta del pueblo, es una cosa, y si quieren calidad, es otra.

-Sí, es así.

Yo no traicioné al Partido

Colorado, voy a trabajar en la

Intendencia de manera profesional”

-Para terminar. Le pegaron de todos lados en las redes sociales porque se pasó para el Frente Amplio.

-Mi trabajo es hacer un buen Carnaval, y si eso al Frente Amplio lo pone en mejor posición, escapa de mí. En siete años no lograron tener un buen Carnaval y por eso ahora estamos nosotros, cada uno sacará su rédito político. Yo no estoy en los barrios golpeando puertas y entregando folletos, estoy haciendo un Carnaval para todos los salteños. Les podrá molestar a algunos, pero trabajamos con el gobierno de Germán Coutinho y lo hicimos bien, ese trabajo nos llevó a estar hoy nuevamente. Por la parte política, no muchos me quieren por no ser del Frente Amplio, y me pegarán en redes sociales y medios de comunicación, pero yo no traicioné a nadie, voy a trabajar de manera profesional, siempre viví de esto y sé lo que estoy haciendo, unos se pueden resistir y otros no, pero el que gana si hacemos un buen Carnaval, es Salto.