martes 23 de julio, 2024
  • 8 am

La mayor trabajó en lo futbolístico y emocional

En la noche de ayer la selección salteña Absoluta realizó un movimiento nocturno en el estadio Ernesto Dickinson, finiquitando detalles del partido de ida de la primera final de la Copa de Selecciones de OFI, haciendo énfasis en el aspecto netamente futbolístico pero también en lo que lo rodea.
Se hicieron presente, como lo hacen frecuentemente en cada entrenamiento, el presidente de la Liga Salteña Luis Arreseigor, y el neutral Álvaro Gómez.
El kinesiólogo Fabricio Machado estuvo trabajando con algunos de los jugadores que presentan alguna que otra dolencia física, tal es el caso de Javier Gómez.
El plantel realizó primeramente un calentamiento previo sobre el arco que da a la Avenida Manuel Oribe; posteriormente se efectuaron trabajos con pelotas desde la zona del banco se suplentes visitante hasta el talud izquierdo de la tribuna Fernando Irazoqui.
Se hicieron algunos trabajos en el campo de juego, realizando especial hincapié en defensa y ataque.
Noboa pidió mucha atención en las pelotas quietas, solicitando seguridad para el anticipo y tratar de encontrar espacios por las bandas.
Respecto al equipo que saldría a la cancha para enfrentar a Lavalleja, no pudimos tener la confirmación oficial del entrenador; de todas maneras por lo que estuvimos observando en los pasados entrenamientos y tomando en cuenta las bajas obligadas, el equipo sería con: Carlos Regueira, Javier Gómez, Junior Rodríguez, Matías Bentín, Nicolás Cáceres, Paolo Tabáres, Fabio Rondán, Darío Barrientos (o Heber Martínez), Andrés Rondán, Nicolás Fagúndez, Javier Vargas.
En el final del entrenamiento Noboa, dialogó nuevamente con sus dirigidos, no solamente refiriéndose a manejar lo futbolístico sino también a lo emocional, tomando en cuenta la envergadura que tiene llegar a una definición.