martes 18 de junio, 2024
  • 8 am

Latidos

PERROS SUELTOS
Varias personas salen a caminar para realizar ejercicios, sin embargo hay zonas donde el peligro no es precisamente el tránsito, sino, perros sueltos que atacan a todo el que pasa. Uno de estos ´problemas ocurre en la avenida Batlle a pocos metros del Obelisco a Rodó donde hay varios perros que salen al ataque de personas que caminan por el lugar. Según los residentes de la zona, se trata de animales que circunstancialmente están en la zona, pero que no tienen propietarios. Por el momento no hubo lesionados por mordeduras a quienes caminan, pero el susto se lo llevan,
PELIGRO EN DOS RUEDAS
Calle Brasil –entre Juncal y Córdoba- 11.30 de la noche del sábado, un repartidor de comida rápida circulaba a alta velocidad a contramano seguramente para llegar antes a cumplir con el pedido. Esta es una situación que se observa en muchas calles de la ciudad, pero teniendo en cuenta el alto tránsito que tiene Brasil, la maniobra de este motociclista es más que riesgosa. Por otro lado al margen de esta actitud pasible de sanción, la moto no tenía luz y por lo general quienes trabajan de deliberes no portan casco protector en las condiciones necesarias para su protección. Muchas veces es la empresa a para la que trabajan que les concede la moto y el casco, por eso las inspecciones también deben ser rigurosas hacia los empresarios.
COLILLAS EN PARADAS
Una usuaria diaria del servicio de transporte urbano de pasajeros dijo que le resulta llamativa la cantidad de colillas de cigarrillos que se arrojan en las paradas de ómnibus. A modo de ejemplo ella sostiene que en la parada ubicada en Zelmar Michellini a pocos metros de Artigas, hay una especie de “alfombra” de colillas. “Es una clara mala educación de la gente, porque si se pide que se levante las heces de los perros y no arrojar basura en la calle, también debería sancionarse este tipo de actitudes”, dijo. “Quienes fuman no respetan nada y deben ajustarse a las normas de convivencia”, dijo la lectora.
NUEVA MODALIDAD
A propósito de las paradas de ómnibus ser ha vuelto una costumbre que ya ha pasado a ser una nueva modalidad de pedir dinero, que personas soliciten a usuarios del servicio si les presta 10 pesos que le faltan para completar el valor del boleto. Varios ciudadanos han sido víctimas de estas acciones que suelen abordar a quienes aguardan el ómnibus en las paradas para pedirles dinero.
Es una actitud muy riesgosa ya que las personas mayores al abrir el monedero para dar alguna moneda, pueden ser víctimas de arrebato. Por eso es mejor evitar exponer carteras o elementos que contengan documentación personal.
CERO KILO
El trasiego de comestibles desde Concordia sigue siendo inevitable y las personas que cruzan traen sus bolsos de productos que distan mucho a los 5 kilos por personas. Hay quienes traen exageradamente más de lo permitido y la situación se va complicando cada vez más para el comercio local. Cabe señalar que hay comentarios que hay quienes en su viveza criolla traen carne y productos derivados de la leche que no están habilitados por Barrera Sanitaria del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Por otro lado hay comerciantes que consideran que la única manera de “parar” esta situación es implementando el “cero kilo”.
PODAS Y CHATARRAS
Servicios Públicos viene haciendo por zona un trabajo de levantamiento de podas y restos de chatarras no solo como tareas semanal del servicio, sino, para contribuir con las tareas que buscan mitigar la presencia del mosquitos Aedes aegypti.
La recopilación de restos de podas y de chatarra que la gente retira y muchas veces amontona, genera un escenario propicio para el desarrollo de las larvas no solo del mosquito del dengue y chikungunya, sino también el flebótomo que transmite la leishmaniasis.