martes 18 de junio, 2024
  • 8 am

Después del temblor quedaron profundas grietas

Gustavo Chiriff
Por

Gustavo Chiriff

162 opiniones

Por Gustavo Chiriff
La semana pasada y lo que fue el inicio de esta, la colación multicolor tembló, tal que estuvo a punto de resquebrajarse. La entrega de una vivienda a una militante de Cabildo por parte de la ministra Moreira, un acto que roza lo ilegal y lo ético, pero que para Manini y su sector parece ser una buena práctica.
En los hechos, el presidente no se trago la pastilla y le pidió rápidamente la renuncia a la ministra Moreira a su cargo, decisión que sin dudas fue analizada no solo por la institución gobierno desde lo jurídico-legal, sino también por blancos y colorados por las repercusiones políticas. Es de imaginar que la gravedad del hecho, que fue minimizada por Cabildo Abierto, llevo la presidente a permanecer inflexible en su determinación más allá de las amenazas de Manini en la conferencia de prensa del pasado viernes.
En la cantata del adelantado Don Rodrigo Díaz de Carreras, de Les Luthiers, se cuenta la historia de la travesía Don Rodrigo en el Rio de la Plata y su pelea con los indígenas, donde se los enfrento y les dijo: “¡Mi honra está en juego y de aquí no me muevo!¡Firme ante el enemigo! ¡Firme, con valor, firme Don Rodrigo! ¡Y Don Rodrigo…firmó la rendición!”
La postura de Manini me hizo acordar del famoso adelantado de Les Luthiers y su firmeza, donde en este caso detrás del general retirado había un escuadrón de 54 puestos en el gobierno (hay muchos más en diferentes organismos del gobierno), la mayoría en el Ministerio de Salud Pública, pero también están en Ministerio de Vivienda, en el MIDES, en el Ministerio De Defensa, en el de Ambiente, en el Industria y Energía, en el de Turismo, en el de Relaciones Exteriores, en el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, en el MEC, en el MTSS y en muchos otros organismos y entes. Había que preservar las fuentes de financiación de Cabildo Abierto y más allá de las diferencias políticas, primo sobre todo este factor económico.
Uno de los cabildantes que se opuso a continuar en la coalición, fue el diputado fotogénico por Salto de Cabildo, quien entre otras cosas manifestó que Lacalle Pou los “echó de hecho” de la alianza y que “para avanzar de rodillas, no hay que avanzar”, pero Manini bajo línea y con cabezas bajas fueron a una conferencia donde tímidamente le solicitaron al presidente ser más republicano.
Si dudas que después de este porrazo las relaciones entre cabildantes y demás socios de la coalición no serán de las mejores, se evidencias las contradicciones sobre intereses de cada uno, que no son los intereses de los más necesitados, como quedo demostrado en la entrega de las viviendas por parte de la ex ministra.