martes 18 de junio, 2024
  • 8 am

«Ver a las gurisas ya jugando y contentas nos emocionó mucho»

Quizás aún no se haya tomado real dimensión, pero el básquetbol recordará el día que hubo un consejo femenino por primera vez en la Liga y el día que a un salto inicial por puntos oficiales fueron dos mujeres. Si bien hay mucha gente alrededor de estos primeros momentos, la gran responsabilidad es de Valentina Viera y Natalia Iracce, presidente y secretaria del nuevo consejo. Por motivos de salud, Valentina no pudo estar pero Natalia nos dejó al detalle los pasos que han conducido a este histórico surgimiento del básquetbol femenino.
-¿Cómo nace en ustedes el básquetbol?
-Con Valentina comenzamos hace trece años , yo me inicié por ella más que nada, cuando se formó un cuadro femenino en Salto Uruguay, que fue el primero. Como había dos canchas y una no se usaba, la de arriba, la agarrábamos nosotros. En otros clubes no había dos canchas.
-¿Cuántas eran en los comienzos?
-Éramos unas cuantas, más de diez seguro, aunque a veces algunas dejaban, otras volvían. En ese momento si bien había gente que nos apoyaba, Fernando Benítez, que era jugador, fue quien asumió la organización de los viajes y hacía de técnico cuando surgía un encuentro y nos íbamos un fin de semana a Paysandú. Hacía muchos años que nosotras queríamos instalar la competencia en Salto y no solo tener que viajar a encuentros.
-¿Qué sentimientos les generaba ver que allá había competencia, una organización, y acá no?
-Y sí, envidia. Nosotros allá íbamos a chivear a las prácticas, pero los equipos tenían cuerpos técnicos solo para femeninos, por ejemplo. Ellos tenían sus equipos, sus indumentarias, mientras nosotras teníamos que movernos solas. A la ropa la hicimos nosotras. Y sí, sentíamos envidia y pensábamos ‘ojalá algún día pudiéramos llegar a eso’.
-¿Ahí fue que pasaron a Casa de Deportes?
-Sí, porque se desarmó el grupo en Salto Uruguay. Pero seguíamos en la misma. No éramos un cuadro sino una representación de Salto, pero una una selección sino simplemente las que estábamos siempre. Pasaron unos años, incluso yo dejé de jugar, pero me mantuve cerca porque con Eduardo Supparo (ex presidente de la Liga Salteña) formamos un equipo para llevar las estadísticas del básquetbol de primera división. Desde la Federación Uruguaya, Gonzalo Gallichio vino y dio un curso. O sea que siempre seguimos metidas en el básquetbol y el año pasado Renzo Giacometti (actual presidente de la Liga) y José Testa nos propusieron retomar las estadísticas y volvimos pese a las trabas de varios equipos por un tema económico. Yo estoy también en Círculo Sportivo desde hace dos años porque las gurisas con las que jugábamos se fueron allí.
-¿Cuándo comenzaron a surgir los otros equipos femeninos?
-Después de eso ví que comenzaron a haber equipos en Ferro Carril, luego en Salto Uruguay, Juventus también estaba por armarse, después salió y ya ahí fue que Renzo nos llamó el año pasado para crear un consejo femenino para lograr un campeonato salteño oficial.
-¿Cómo han sido estos primeros meses?
-Un mes capaz, cuatro reuniones, todos los lunes, antes del otro consejo. Lo primeros que dijimos con Vale fue ir aprendiendo, porque no teníamos idea de lo que era formar un consejo. Pero queríamos que saliera y bueno, ya se está jugando el campeonato. Ver a las gurisas jugando, sacándose fotos y todas contentos, fue una alegría muy grande, con Valentina nos emocionamos mucho.
-¿Qué proyectos tienen, qué ideas?
-Hoy seguir con ésto. Vemos que necesitamos más gente y es difícil porque se necesita tiempo y es honorario además. Tiene que ser por amor al arte. Por ahora hacemos todo lo posible para que la actividad continúe y el año que viene se verá. El objetivo principal es que se juegue el campeonato. Hay un montón de temas a tratar, reglamentarios, por ejemplo que hay técnicos que no estarían habilitados porque no son N3. Hay muchas cosas, pero la idea no es cortar, no ser tan estrictos en ese aspecto porque sino no sale.
La segunda parte ahora es que se sume más gente a trabajar y también más gurisas a jugar al básquet. Pasó una fecha y ya vimos que fue un llamador grande, hay ya gurisas nuevas en los clubes, también lo vimos en escuelas y liceos, que las gurisas eligen básquetbol, aunque después no las veas en una cancha. Ahora es distinto, pagar una entrada y ver equipos compitiendo, entrenando. Antes entrenabas, entrenabas pero no competías y eso te aburría. Hoy la práctica tiene sentido; voy a entrenar porque el domingo juego.
-¿Cómo fue el primer lunes después de jugarse la primera fecha?
-Fue todo discusión, pero bien, en realidad bastante bien porque todos están tratando de que las cosas salgan, tirando para el mismo lado, entonces se hace más sencillo. Sí hay discusión pero con acuerdos, no como en el masculino que a veces las reuniones se ponen muy tensas. Las reuniones del femenino fue algo que nos sorprendió con Vale desde el inicio, por las ganas que tienen todos de salir adelante. Por suerte vamos todos por el mismo camino.

Selecciones: «es una meta»

Consultada por las selecciones, Natalia Iracce explicó: «U14 y U17 van a tener selecciones, pero de primera división aún no se habló. Es una de las metas prioncipales, que las gurisas tengan la oportunidad de jugar en selecciones».