domingo 26 de mayo, 2024
  • 8 am

Peñarol confirmará en breve a Darío Rodríguez como nuevo entrenador

Trascendió en las últimas horas de ayer que Darío Rodríguez va a ser confirmado como el nuevo director técnico de Peñarol luego de haber sido cesado Alfredo Arias la semana pasada y que Juan Manuel Olivera dirigiera interinamente el sábado en el empate 0-0 con Wanderers.
Restarían acordar detalles del acuerdo económico de su contrato para que se anuncie de forma oficial en el Palacio Güelfi. Tendría un contrato corto, hasta fin de año.
Rodríguez estará acompañado por su hermano, Héctor ‘Samanta’ Rodríguez como asistente técnico y el profesor Pablo Placeres como preparador físico.
Será el quinto pasaje de Darío Rodríguez en Peñarol pero será el primero en el rol de director técnico. Ya había estado como jugador en dos pasajes y dos como integrante del cuerpo técnico.
Llegó al club en 1999 proveniente de Sud América y en 2002 emigró a Alemania para retornar en 2014. Como entrenador fue asistente de Jorge Polilla da Silva en 2016 y de Mauricio Larriera en 2021. Luego de eso pasó a integrar el cuerpo técnico de Diego Alonso en la selección uruguaya que jugó eliminatorias y el Mundial de Catar.
INSULTOS, PEDREAS, MÁS DE LO MISMO
Jugadores, cuerpo técnico y dirigentes fueron insultados y agredidos con pedreas de parte de hinchas a la salida del Parque Viera el sábado, algo ya históricamente habitual de los hinchas aurinegros. Uno de ellos fue Pablo Bengoechea, a quien le pidieron que renuncie al cargo de director deportivo. Varias piedras fueron lanzadas desde las inmediaciones del escenario bohemio, pero otras llegaron desde dentro del recinto e impactaron conrta el ómnibus de la delegación.
Todo tendió a tranquilizarse cuando apareció la fuerza de choque para calmar la situación solamente con su presencia y permitir una rápida salida del equipo del Prado.
El presidente de la institución, Ignacio Ruglio, ya había adelantado públicamente que Bengoechea seguirá al frente de la dirección deportiva, lo que volvió a transmitirles a sus compañeros del consejo directivo.