lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Fiscalías especializadas en delitos sexuales registraron 7 denuncias diarias durante 2023

La oscura realidad de los delitos sexuales en Uruguay: entre la abrumadora cantidad de casos y la desesperante espera de las víctimas ante fiscalías sobrepasadas por la cantidad de denuncias. El complicado panorama de los delitos sexuales en Uruguay se revela con cifras alarmantes: el 97% de los condenados son hombres, mayormente en el rango de 36 a 45 años, mientras que las víctimas, en su mayoría mujeres y niños, enfrentan un sistema saturado y una espera angustiante.
MÁS DE 2.600 DENUNCIAS
El año 2023 culminó con un abrumador total de 2.647 denuncias por delitos sexuales, evidenciando una realidad que parece pasar desapercibida en la sociedad. Más de siete denuncias al día sumergen a la población en una espiral de violencia que deja cicatrices imborrables en las víctimas. Preocupan las secuelas psicológicas y emocionales persisten de por vida, sin que la sociedad logre internalizar la gravedad del problema.
FISCALÍAS SATURADAS
La carga de denuncias ha llevado al colapso a las cuatro fiscalías especializadas, y la última Rendición de Cuentas aprobó la creación de dos sedes adicionales para paliar la situación. Sin embargo, se estima que más de tres mil quinientos expedientes aguardan su resolución en el sistema judicial. En casos de esta magnitud, el Fiscal de Corte se ve obligado a designar adscriptos adicionales para evitar paralizar otras denuncias, relegando a un segundo plano aquellos que no se consideran prioritarios. El juzgado de sexto turno de Delitos Sexuales, acumula más de mil carpetas sin tocar en un año. Mayormente catalogados como “casos fríos”, estos quedan en espera hasta que surja nueva evidencia o testigos. Las víctimas, en su desesperación, llaman periódicamente buscando respuestas, pero las noticias raramente son alentadoras.
CASI 500 CONDENAS ANUALES
A diferencia de otros delitos, los acusados por delitos sexuales rara vez llegan a un acuerdo. En el 90% de los casos, se llevan a juicio, complicando aún más los procesos. La fiscalía de Delitos Sexuales se ve obligada a preparar más juicios que el promedio, y tiene solo un año para hacerlo después de la formalización del imputado. A pesar de las casi 500 condenas anuales desde 2019, representando el 20% de las denuncias, la realidad persiste. El 97% de los condenados son hombres, principalmente en el rango de 36 a 45 años, seguidos por aquellos de 26 a 35 años y mayores de 55 años.
MÁS DE L 80%
DE LAS VÍCTIMAS
SON MUJERES
Los estudios realizados en las últimas dos décadas subrayan que más del 80% de las víctimas son mujeres, y casi el 60% son menores de edad. En su gran mayoría, los abusos ocurren en el ámbito intrafamiliar, perpetrados por padres, padrastros, tíos o abuelos. La escasa posibilidad de acuerdos y el 90% de los casos yendo a juicio prolongan los procesos, aumentando el sufrimiento de las víctimas. Los abusadores, en su mayoría, niegan los hechos incluso cuando existen pruebas abrumadoras. Operadores de la justicia destacan la dificultad de encontrar patologías comunes entre ellos.
SALTO
Las cifras de Salto no escapan a la realidad del resto del país y aunque en menor magnitud que Montevideo, por población el porcentaje es similar. Los abusos sexuales siguen siendo un grave problema y se considera que existen muchos casos que no salen a la luz y que se concretan en el entorno familiar del niño o adolescente.