martes 16 de abril, 2024
  • 8 am

Mujica y la corrupción en su Gobierno

Dr. Pablo Perna
Por

Dr. Pablo Perna

140 opiniones

Por Pablo Perna
“¿Sabes lo que es triunfar en la vida?, triunfar en la vida es volver a empezar cada vez que uno cae, eso juega en el trabajo, en el amor, en todas las relaciones humanas; la vida está llena de tropezones y de fracasos, pero es hermosa, vivirla al tope, con generosidad. Pero en la vida hay cuentas que no se cobran, ganar gana cualquiera, el asunto es saber perder”. Frase de José Mujica.
Todas las personas luego de que mueren se transforman en buenas, como José Mujica todavía no ha muerto, me siento con total honestidad intelectual en sostener que tengo profundo respeto por el ex presidente. Su historia de vida, el jugarse por sus ideales y vivir conforme a sus convicciones no es habitual en la clase política. Lo dicho no significa que comulgue con su ideología, la que me encuentro abismalmente separado.
Historias de la lucha armada, el espectacular escape de la cárcel de Punta Carretas junto a 106 tupamaros por un túnel en 1971, que fue el escape más grande que la historia haya registrado; o sorprendernos del episodio cuando lo detienen luego de su escape y le piden los papeles y este responde sacando su revólver: “estos son mis papeles”, hiere a un policía y recibe a cambio seis disparos en el estomago y no muere; permanecerá preso hasta 1985 hasta que es liberado por la amnistía del Presidente Sanguinetti.
Lo dicho hasta ahora no significa que él por acción u omisión al igual que el Frente Amplio deban de asumir que durante su Gobierno ha estado rodeados por corruptos e inescrupulosas y que por decisiones erradas el pueblo uruguayo hasta el día de hoy paga sus consecuencias. No es casualidad que hoy se tenga combustible, electricidad y los productos de supermercado más caros. Sendic frente a ANCAP deja una deuda de 872 millones de dólares y 200 millones de dólares que se perdieron en el proyecto de Gas Sayago. Culmina el episodio Sendic con su ridículo procesamiento por utilizar las tarjetas corporativas de manera indebida; aunque hoy se podría reabrir el caso en virtud que la justicia de EEUU investiga a la ANCAP de Sendic por ser señalada como participes en el esquema de pago de coimas a Directivos de Petroecuador.
Como si fuera poco, esta semana se supo el fallo del organismo internacional del Banco Mundial que condena al Estado uruguayo en la suma de 80 millones de dólares y a 500.000 dólares por cada mes de atraso en el pago de la condena, por encontrar que el Gobierno de Mujica empleo estratagemas para liquidar y expropiar a PLUNA sin pagar indemnizaciones a sus socios. Quedo probado que el Estado uruguayo asfixio a PLUNA para liquidarla: ¿para beneficiar a quienes?
Recordar que por este episodio se anulo el remate de los aviones, la aparición de un testaferro “el caballero de la derecha”; se creó una ley especial de liquidación que luego fue declara inconstitucional; se realizo un aval a una empresa insolvente para la compra de los aviones que culmina con el procesamiento del Ministro de Economía y condena al Presidente del BROU. El ex socio de PLUNA, Campiani denunciaba las presiones del Gobierno, cuanto le decían: “o entregas las acciones o salís del país hecho trisas”. El Ministro de Trasporte y Obras Publicas del Frente Amplio, ya lo había advertido al vicepresidente Danilo Astori, pero no hicieron caso.
No sabemos si las futuras generaciones juzgarán a Mujica como culpable, inocente, romántico o ingenuo, o todas, pero no deja de ser llamativa la confesión de Pedro Bordaberry donde sostiene que le dijo un alto funcionario del Gobierno del FA: “tomamos las armas para cambiar el mundo y hoy desde el gobierno no podemos arreglar ni las veredas”.