miércoles 24 de abril, 2024
  • 8 am

Brutal error político

Fulvio Gutiérrez
Por

Fulvio Gutiérrez

201 opiniones

Dr. Fulvio Gutiérrez
El ejercicio de la actividad política, supone cumplir con una serie de códigos no escritos, pero éticamente de imprescindible aplicación, y adoptar una conducta acorde a esos códigos, so pena de recibir, tal vez sin buscarlo, algún golpe inesperado. En el lenguaje popular, por ejemplo, se reitera aquello de que no se debe morder la mano que te da de comer. Lo que, en el lenguaje de la política, es no perjudiques ni olvides a aquellos que aspiras que sean tus votantes. Una regla de oro, que está en la tapa del libro.
Muchos dirigentes frentistas, cuando en las elecciones pasadas perdieron el gobierno nacional, y se quedaron con el gobierno de solo tres departamentos, señalaron en forma reiterada que cometieron el error de haber descuidado los votos del interior del país. Ahora que se está en campaña electoral, los presidenciales frentistas han recorrido el interior en más de una oportunidad visitando, según dicen, ciudades, pueblos y villas.
Sin embargo, y para sorpresa de propios y ajenos, la dirigencia frentista vuelve a cometer un error fundamental. Porque uno de los errores políticos que no se pueden aceptar bajo ningún concepto, es “la reculada en chancleta” que protagonizaron los presidenciables del Frente Amplio Yamandú Orsi y Carolina Cosse, al no concurrir a la Expoactiva Nacional que organiza todos los años, la Asociación Rural de Soriano y para la cual, se había invitado a todos los presidenciales de todos los partidos políticos. En dicho evento, el acto proyectado se iniciaba con los discursos de rigor de los organizadores, la presencia del Presidente de la República, la presencia de unos trescientos cincuenta expositores, la animación a cargo de artistas nacionales, y la realización de un debate con determinadas preguntas sobre la situación del sector agropecuario. A este debate, que obviamente era el plato fuerte, precisamente, debían concurrir los presidenciables, para responder distintas preguntas sobre el sector agropecuario, así como señalar cuáles eran sus propuestas sobre esa temática, para llevar adelante en un eventual gobierno.
De los cuatro presidenciables del Frente Amplio, solo concurrió Mario Bergara. Andrés Lima fue visto entre la concurrencia pero luego no ingresó al debate, y Yamandú Orsi y Carolina Cosse no concurrieron. Alegaron problemas de agenda en virtud que el evento se postergó por un temporal y les fue imposible ir en la nueva fecha. Lo que no dicen en sus declaraciones, es que habían enviado una nota a los organizadores de la Expoactiva, por la cual exigían se cumpliera con algunas condiciones: “1) Que luego de cada panel, quienes exponen podrán retirase del recinto. 2) No se realizarán más preguntas hacia la mesa que las indicadas previamente, como forma de no extender la exposición. 3) Estricto cumplimiento del tiempo de exposición, de forma de luego de saber el orden de las mesas, cada uno sepa entre qué horas les toca participar». La organización de la Expoctiva, les contestó que no podían cumplir con los pedidos. No cabía otra respuesta.
Fue ridículo establecer condiciones para un acto que precisamente tenía entre sus finalidades, dar la posibilidad a todos los presidenciables de todos los partidos políticos, que expusieran cuáles eran sus propuestas y sus proyectos, sobre una temática que es la base productiva de nuestro país. ¿Por qué ésta metida de pata? A quien se le puede ocurrir que se prevea de antemano que quien expone, luego puede retirarse o se eluda la discusión que pudiera plantearse. ¿Fue por miedo de demostrar que no conocen el tema? Eso es inaceptable en quien aspira nada menos que a la presencia del país. Por otra parte resulta poco creíble que, invitados a un acto tan importante, lo evadan alegando problemas de agenda. Las agendas en política, siempre están expuestas a cambios, y siempre deben ser ajustadas a un principio de prioridades. Y la Expoactiva, tenía prioridad, porque fue la oportunidad de debatir con sus “pares”, que eran todos los presidenciables sobre temas medulares para la economía nacional.
Por eso la “reculada” fue un brutal error político, y el ciudadano sabe que esto fue así.