jueves 30 de mayo, 2024
  • 8 am

Construyendo democracia

Cecilia Eguiluz
Por

Cecilia Eguiluz

74 opiniones

Por Cecilia Eguiuz
Estamos a 70 días de la primera jornada electoral, que son las elecciones internas de los partidos políticos. Es muy posible que este nuevo ciclo electoral 2024/2025 cuente con un total de convocatorias a las urnas. Aunque a algunos este ciclo electoral les pueda parecer tedioso, largo y molesto, es uno de los más seguros y confiables del mundo y es garantía de nuestra democracia que tanto nos enorgullece.
Esta primera instancia corresponde a la elección de candidatos a los órganos deliberativos partidarios nacionales y departamentales. Se trata de una elección no obligatoria, establecida en nuestra Constitución y que es organizada y supervisada por la Corte Electoral.
El hecho de que no sea obligatoria, no la hace menos importante. Desde el punto de vista político partidario y para los ciudadanos, es la elección más importante de todas, pues en ella se definen quiénes serán los candidatos a presidente que podrán someterse a votación en la siguiente elección, a realizarse en el mes de octubre del mismo año. Pero además, se termina definiendo qué sectores y candidatos tendrán más peso a la hora de definir candidaturas a las intendencias; cada ciudadano que elija no ir a votar en las internas, dejará en manos de otros su decisión y estos definirán los candidatos a Presidente e Intendente de su colectividad política.
Se viene una elección con muchísimos candidatos, sectores y listas, habrá sectores que irán asociados a listas nacionales y otros que solamente pujarán por los órganos departamentales, pero lo más importante es que cada ciudadano se involucre en este proceso, no necesariamente para trabajar políticamente, pero sí para decidir por sí mismo qué candidatos y sectores desea que prevalezcan dentro de la fuerza política de su preferencia.
El voto es la herramienta que ofrece la democracia, y cada vez que el ciudadano tiene la oportunidad de usarlo debería hacerlo sin pereza, con orgullo y con esperanza… sí, ¡con esperanza!, porque cada elección implica una decisión que nos acompañará durante los próximos cinco años de nuestras vidas, y no solo decidimos por y para nosotros mismos, lo hacemos por y para nuestros hijos y nietos.
El próximo domingo 30 de junio, tómese un rato para meditar, acercarse hasta el centro de votación que tenga asignado y deposite su voto, cada acción democrática cuenta y siempre será positiva.
La democracia, como sistema político, se fundamenta en la participación ciudadana. Es un proceso continuo que trasciende la simple emisión de un voto, pues implica una responsabilidad colectiva. Cada elección es una oportunidad para fortalecer nuestra sociedad, para elegir líderes que nos representen y que trabajen por el bien común.
La democracia no es solo un derecho, sino también un deber cívico. Requiere de la participación activa y consciente de todos los ciudadanos, sin importar su posición política o ideológica. Cada voto cuenta, y es la forma de contribuir con la robustez del sistema.
Por tanto, en estas elecciones internas, es fundamental que cada ciudadano se informe, reflexione y participe activamente. No se trata solo de elegir candidatos, sino de comprometerse con el futuro de nuestro país y de nuestro departamento. Hagamos de este proceso electoral un ejemplo de democracia y participación ciudadana. Juntos podemos construir un Uruguay más próspero y justo para todos. ¡Tu voto cuenta! No dejes que otros decidan por ti.

Página de inicio