lunes 20 de mayo, 2024
  • 8 am

Pronósticos indican que El Niño se acerca a su fin y comienza La Niña: ¿una mala noticia para Uruguay?

El fenómeno de El Niño, caracterizado por el calentamiento anómalo de las aguas del océano Pacífico, lo que generó cambios en las condiciones climáticas de todo el mundo, está llegando a su final. Comenzó en junio del año pasado y causó destrozos en la región, sobre todo en Brasil. También favoreció las inundaciones que vivió Uruguay hace algunos meses, que dejaron a más de 2.000 personas evacuadas.
FASE DE NEUTRALIDAD
La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) indicó que los datos de las anomalías de la temperatura de la superficie del mar indican que El Niño está llegando a su final. Es de esperar que a finales del mes, es decir, la semana que viene, se viva una “fase de neutralidad” con respecto a las temperaturas hasta la llegada de La Niña. Si bien entre los modelos meteorológicos, según NOAA, no hay consenso del mes preciso en que empezará La Niña, la mayoría de las simulaciones climáticas indican que será a partir de mediados de año. Este fenómeno se caracteriza por su falta de precipitaciones y sus temperaturas por debajo de lo normal.
SEQUÍAS
La última vez que La Niña estuvo presente fue entre 2020 y 2023, un evento prolongado que trajo sucesivas sequías en el sur de Brasil y una crisis hídrica en Uruguay, Argentina y Paraguay. Según indica MetSul, en Uruguay el fenómeno impulsa la falta de precipitaciones y también la entrada de masas de aire frío. Sin embargo, en verano favorece las olas de calor y las temperaturas muy por encima de la media. El año pasado, Uruguay vivió una de las peores sequías de la historia, que llevó a que se declarara la emergencia hídrica por la poca lluvia que se registró en la región.
CARACTERÍSTICAS
El Fenómeno de la Niña 2024 presenta las siguientes características:
-Disminución de la pluviosidad desde el mes de octubre.
-Irregularidad del comportamiento de las temperaturas.
-Variaciones bruscas en el clima, sobre todo en las temperaturas.
-Estos factores se traducen en la intensificación de una sequía que afecta la disponibilidad de agua en el perfil del suelo para los cultivos. Tal efecto tendrá particular incidencia en el norte del país.
CONSECENCIAS
En las zonas donde La Niña favorece las sequías, las lluvias llegan con poca cantidad de agua y esta afectación se va alargando hasta el año que sigue. Entonces, este fenómeno perjudica a las poblaciones y ecosistemas que subsisten con base a la demanda de agua. Entonces la falta de agua salpica a otras áreas como la agricultura. Si no hay agua, no se puede regar, y entonces hay falta de disponibilidad de productos que afecta no sólo el abastecimiento de comida, sino también el precio al consumidor. Igual, hay un aumento en los costos de los servicios de agua (pipas). Pero también puede suceder un evento diferente: que llueva mucho y se provoquen inundaciones como las que actualmente están viviendo países como Colombia, Australia, Ecuador y Brasil, entre otros.