sábado 15 de junio, 2024
  • 8 am

El día bisagra

Pablo Vela
Por

Pablo Vela

67 opiniones

Dr. Pablo D. Vela Gadea
Una definición literal del vocablo bisagra podría ser “herraje de dos piezas con un eje común que sirve para unir dos superficies permitiendo el giro de ambas o de una sobre la otra”. Aunque parezca mentira nos dice mucho de cara a las elecciones que se nos vienen, en realidad de cara al proceso eleccionario que se nos viene, esto más adelante lo señalaremos de manera más clara.
Si pensáramos en un momento bisagra podríamos decir que es aquel que genera un cambio de circunstancias, de escenario, de plano para todos quienes dependen de ello, un momento que me genere algo nuevo, que me pueda cambiar la forma de pensar.
Y sirve como manera de graficar o de ejemplificar lo que ocurrirá el próximo 30 de junio a nivel electoral para los salteños: será un día bisagra electoralmente hablando. ¿Por qué? Porque de cara a mayo de 2025 para quienes estamos embarcados en la Coalición como herramienta de salvataje de nuestro Salto, no es lo mismo que actúe tal o cual figura política.
No lo es no, no es lo mismo y no por capricho. Es real, es sencillo, no lo es por convicción y no lo es porque lo pide el salteño que con razón, descreído de los últimos ocupantes de cargos relacionados a la vida diaria de Salto nos exigen nuevas opciones.
Pues bién, el 30 de junio (y a pesar de que falten 11 meses para las elecciones departamentales) sería ese día bisagra porque será un antes y un después: Salto sabrá que en mayo la coalición tendrá chances de comenzar a poner de pie el departamento o también puede quedar decretado el continuismo de oscurantismo en el que se encuentra la ciudad (calles, basura, iluminación, ausencia de jerarcas, ausencia de toma de decisiones, ausencia de obras, etc., etc.) por responsabilidad exclusiva de un Frente Amplio incapaz, hueco de ideas.
Y aquel herraje de dos piezas con un eje común que sirve para unir dos superficies del principio, según los dichos que recogemos en la calle, es Marcelo Malaquina, que transformó desanimo en esperanza, desgano en salir a militar, y hablamos de personas que han votado todos los partidos, no solo colorados. También de personas que por ese descreimiento tantas veces nombrado han votado a todos los lemas, a diferentes candidatos pero todos terminan hundidos en la soberbia, en la carrera personal, en la mentira como carta de presentación y en la promesa como curriculum vitae.
39 días para hablar con el vecino, con amigos, con parientes y hacerles recordar que todos quienes hoy están ofreciendo cosas con sonrisas falsas para atraer votos ya estuvieron y tienen cuota parte de responsabilidad del estado crítico financiero de la Intendencia de Salto; hablar sobre que la única persona que como socio de una coalición para mayo le sumará es Marcelo Malaquina. Otra opción es volver a tropezar con la misma piedra y Salto no tiene tiempo como para hacerlo.
Y llegarán a victimizarse, a pretender confundir, a no asumir que fueron responsables (irresponsables) como para que Salto comenzara una época de decadencia.
El 30 de junio es el momento bisagra: gana Malaquina, no habrá nada que nos pare al Partido Colorado para llegar fuerte a mayo, apoyando a su candidato dentro de la Coalición. De no ser así, no están siendo escuchados los salteños que en definitiva son quienes vienen sufriendo malos gobernantes.
Con la 9007 y la 7009 sumaremos para que la Coalición tenga en Marcelo Malaquina un candidato fuerte, sano, creíble.