Viernes 28 de febrero, 2020
  • 8 am

Se mantiene la presión bajista en el mercado de haciendas

El mercado del gordo mantiene la fuerte presión bajista que ha predominado desde que China redujo a un mínimo sus compras. Por más que comenzaron a aparecer otros compradores que hasta el momento estaban fuera del radar debido a que China eclipsaba todo el resto, la demanda es muy débil y compra semana a semana a precios más bajos.
La oferta tampoco abunda. “El mercado está muy conversado, si hubiera en estos momentos un flujo de oferta normal, como el que suele haber a partir de mediados de enero, las bajas en los precios serían mucho más consistentes”, comentó en la tarde de ayer un consignatario.
Hay una disparidad inusitada entre las posiciones de compra de distintas industrias. La mayoría pasan US$ 3,50 el kilo carcasa o incluso menos por un novillo especial pero hay otras que pagan US$ 3,80 o más si las condiciones del lote lo ameritan. El grueso de la operativa se hace entre US$ 3,60 y US$ 3,70 o pocos centavos más.
Para las vacas pasa lo mismo. La mayoría de las industrias pasan US$ 3,20-3,30, con negocios que se cierran en el eje de US$ 3,50 si son animales pesados.
Las entradas no están largas. El operador consultado dijo que las industrias optan por hacer entrar antes lotes cerrados a precios nuevos y tirar para adelante lotes comprados antes a precios más altos, de manera de tirar para abajo el precio medio de faena. Las plantas que trabajan con equipos kosher también están ágiles en las entradas. Lo usual es en el entorno de 7-10 días.
Las generalizadas precipitaciones del miércoles ayudan a calmar una oferta que estaba día a día más preocupada por la escasez de agua, en especial en la mitad sur del país. Pero esto no ha impedido que se imponga la presión bajista sobre los precios.
La expectativa es que la demanda vaya comprando lo que va saliendo a precios que cada vez se parecen más a los de sus objetivos. La faena deberá evolucionar de forma lenta para que estos terminen por cumplirse. Nada indica que por el momento se frene la tendencia a la baja que predomina desde fines de 2019.