Domingo 20 de septiembre, 2020
  • 8 am

Precio de exportación semanal de INAC dio su primera señal de ajuste

El precio de exportación de carne vacuna que publica semanalmente INAC bajó un escalón y dio su primera señal de ajuste. En la semana cerrada el 18 de enero la tonelada exportada promedió US$ 4.073 de acuerdo a los datos preliminares del instituto. Con un volumen exportado de 4.017 toneladas (similar a la semana anterior).
El promedio mostró una caída de US$ 361 respecto a los US$ 4.434 de la semana previa.
En cuatro semanas móviles el valor por tonelada exportada fue de US$ 4.357.
En lo que va del año el promedio se ubica en US$ 4.311, 29% por encima de los US$ 3.335 logrados en mismo periodo del año pasado.
El volumen exportado en lo que va del año, sin embargo, es menor. En lo que va del 2020 se enviaron al exterior 10.046 toneladas frente a 14.353 en igual periodo de 2019.
CHINA
Las exportaciones de carne vacuna a China durante 2019 rompieron todos los records en volumen, facturación y precio. Al empezar 2020 el escenario es incierto. Los precios de exportación de la carne vacuna a China fueron renegociados y son más bajos.
Tras el freno puesto por los compradores chinos el precio de exportación cayó unos US$ 1.000 por tonelada. En los primeros 20 días de enero promedió US$ 4.794 por tonelada peso embarque, una caída de 15% respecto a los US$ 5.642 promedio alcanzados en los primeros 20 días de diciembre de acuerdo a datos de la Dirección Nacional de Aduanas.
El precio pago por China comenzó a subir apenas empezado el 2019. En enero del año pasado el precio de exportación a China era US$ 4.118 por tonelada peso embarque sin mayores diferencias con enero de 2018. Se colocaba más volumen que un año atrás, a un precio interesante pero estable. Desde allí, el precio obtenido por la carne uruguaya se mantuvo permanentemente al alza a medida que se percibía la gravedad de la crisis de los cerdos en China. Cruzó los US$ 4.500 en julio y los US$ 5.000 en noviembre.
Son tres los factores que impulsan esta caída. A raíz del fuerte incremento en el precio de la carne –principalmente la de cerdo- el Gobierno chino decidió interferir en el mercado: primero habilitando el canal gris –Hong Kong- por donde ingresan grandes volúmenes de carne y a menores precios.
En segundo lugar liberando más de 100.000 toneladas de carne de cerdo en los últimos 30 días provenientes de las reservas estatales para casos de emergencia.
Como tercera medida el Gobierno chino, a raíz de la falta de financiación y capital de las empresas, dio la orden de no otorgar más préstamos para realizar nuevos contratos de compra.
De todos modos, las proyecciones que se mantienen vigentes apuntan a que China importe un 26% más de carne vacuna en 2020 de la que importó en 2019 (2,9 millones de toneladas peso canal vs 2,3 millones) según el USDA.
China seguirá comprando y la estabilidad del mercado ganadero sobrevivirá aunque todavía es primario para llegar a una lógica definitiva de precios, recién se sabrá en febrero o marzo cuando la actividad en China se haya restablecido tras el año nuevo lunar.