miércoles 7 de diciembre, 2022
  • 8 am

El pánico genera angustias y ansiedades que repercuten en el bienestar físico y mental

Psicólogo exhorta realizar actividades integrando la totalidad de familiares para fortalecer vínculos
En diálogo con el Psicólogo Bruno D’Angelo CAMBIO recabó información sobre cómo afecta psicológicamente a las personas la situación de cuarentena debido al coronavirus y de qué manera se puede sobrellevar el escenario.
¿Cómo impacta la situación en niños y adultos?
D´Angelo explicó que estamos ante una pandemia que despierta desasosiego en todos, por lo que es imprescindible dar batalla de forma colectiva, incluyendo a los niños. En el caso de estos, son los adultos sus mediadores de información, por lo que es necesario brindar respuestas certeras mediante un discurso, teniendo en cuenta la capacidad de procesamiento de cada niño y el comportamiento del adulto que ejerce de modelo.
“Es fundamental tener presente la estructuración psíquica de nuestros hijos, ya que en cada etapa existen miedos propios que pueden verse potenciados por esta situación, como la separación de sus padres o la muerte de los más ancianos. Pueden ser muy vulnerables porque no cuentan con los recursos cognitivos ni la edad madurativa para procesar toda la información” dijo. Potenciar la comunicación a través del diálogo, contando lo que sucede, podría habilitar a que el menor pueda expresarse y servir de disparador para otros temas.
¿Existe mucha paranoia?
En este sentido el psicólogo dijo que la paranoia es una afección mental con la presencia de desconfianza desproporcionada, delirios y demás. Lo visible ante este actual escenario es la presencia del pánico, como agente que obstaculiza la racionalidad y el control de las emociones. Lo cierto es que las personas suelen reaccionar ante este tipo de situaciones con miedo y preocupación, debido a una amenaza real, lo cual es completamente racional. La diferencia con el pánico radica en la desembocadura en angustias y ansiedades persecutorias, presente en algunas personas, que suelen repercutir en su bienestar físico y psicológico, presentando fatiga corporal y alteración en el sueño. Este tipo de escenarios genera e intensifica algunos trastornos en el ser humano con cierta disposición, afectando el núcleo familiar y los vínculos interpersonales.
¿Cómo se puede convivir en cuarentena con los niños?
“Las actuales medidas generan complejidad en quienes se ven limitados a la hora de abordar las interminables demandas de sus hijos, no por incapacidad, sino porque forman parte de la convivencia y del encierro” aseguró D´Angelo. Agregó que es necesario calmar la ansiedad para transformar una experiencia angustiante en un recuerdo positivo. Hay que reforzar los vínculos mediante actividades que involucren a todos los miembros, actividades físicas que requieran descargar energía para todos, actividades estimulantes, individuales así como momentos de recreación y relajación, asignación de tareas del hogar, esas son algunas de las estrategias para sobrellevar este momento que requerirá paciencia y creatividad.
¿Cómo hay que pensar acerca de este tema para sobrellevarlo?
Para sobrellevar la situación es imprescindible ocupar el tiempo dentro del hogar evitando el sedentarismo. A su vez, inyectarse de pensamientos positivos y saciar la necesidad de información mediante medios oficiales y confiables, posibilitará la reducción del impacto de las amenazas. “Es sumamente provechoso que este momento se utilice también para replantearnos cómo estamos viviendo en nuestros hogares y nuestras prioridades, ya que en estos momentos puede evidenciarse la fragilidad de los vínculos, lo imprescindible de cosas a la que restábamos importancia y lo endeble que puede ser nuestro entorno” finalizó.