Viernes 14 de agosto, 2020
  • 8 am

El relato de camioneros que ven aparecer a una mujer haciendo señas en ruta 3 próximo a Belén

Por Carlos Arredondo.
En el año 2007, el escritor salteño Diego Moraes nos puso cara a cara con una serie de leyendas que forman parte de la cultura y la tradición oral de nuestra comunidad. Lo hizo a través de la publicación del libro «El Bestiario del Salto Oriental». Aquel libro, que tuvo su segunda edición en el año 2012, recoge una serie de historias asombrosas, de aparecidos, muerte, y espíritus que rondan el mundo de los vivos, ocurridas en Salto, y que actualmente deambulan entre charlas de abuelos, ruedas de amigos, charlas de bares, de café, noches de monte y toda ocasión que se preste para el relato fantástico. Pero claro, no son más que nuestras leyendas urbanas.
CAMBIO contactó a Diego Moraes para conocer, en la perspectiva de los 13 años que pasaron, cuanto ha dejado esa publicación no solo en él, sino en los lectores.
LA HISTORIA DEL SOLDADO FUSILADO
Si bien el autor no aprecia que una historia haya sido más valorada que otra debido a que «eso depende de cómo la historia le llegó a la gente», del barrio donde ocurrió, de la temática que adhiere al gusto del lector, a nivel personal. Moraes se identifica con uno de los pocos relatos que no son leyenda, sino que son una historia real, ocurrida en las Termas del Arapey.
La historia del soldado fusilado relata el fin de la vida de un soldado llamado Estanislao Silva que fue acusado por delito por un crimen a traición y otros delitos, y fue condenado a muerte cuando estaba a punto de abolirse la pena de muerte en nuestro país. Quiso la mala suerte del hombre que mientras esperaba el día de su ejecución, la fuera abolida, pero la noticia no, el chasqué, con la novedad llegó un día después de ejecutada la sentencia.
LA MISMA HISTORIA EN VARIOS LUGARES
Moraes también reconoció que hay historias que se repiten en otros lugares. «Eso es otro de los grandes misterios de las leyendas urbanas, y fue detectado por investigadores de las leyendas urbanas, hace muchísimo tiempo. Incluso hay muchas más coincidencias de lo que se pueda pensar. Pero no hay una explicación única, hay varias teorías que las explican; hay quienes la explican por el lado de los arquetipos sicológicos, que hay ciertos grandes miedos – a la soledad, a la oscuridad a lo desconocido – que terminan materializándose de las mismas formas, a través de los mismos objetos, de las mismas estructuras narrativas, o personajes. Hay otras teorías que la explican por el lado del intercambio cultural, de qué manera los inmigrantes que llegaron al país – italianos, españoles o rusos – trajeron al país todo este folklore y lo diseminaron. «Pero sí, se repiten, aunque se le agrega el color local que va adaptando la historia a nuestra cultura».
LA HISTORIA DE LA CAMPERA
A nivel de nuestro país las historias más comunes, que se encuentran en prácticamente todos los departamentos, son la conocida «historia de la campera», que cuenta lo sucedido a un joven, quien conoce a una chica en una fiesta bailable, y al finalizar la velada se ofrece a acompañarla hasta su casa. Caballerosamente le ofrece a su acompañada su campera para que el frio de la madrugada no impacte sobre la joven. Al llegar a la casa, con la excusa de volver a buscar la prenda, y la ilusión de volver a verla, el hombre insiste en que se la quede, cosa a la que la chica accedió.
Según cuenta la leyenda, al otro día volvió por su prenda y fue atendido por la madre de la chica, quien desconcertada debió explicarle que su hija ya hacía unos años había fallecido. Ante el desconcierto del joven la madre debió mostrarle fotos de su fallecida hija y hasta lo acompañó al cementerio donde estaba la tumba. Y allí, sobre la tumba de la muchacha, estaba la campera.
Esta historia fue estampada en uno de los libros del programa televisivo Voces anónimas, en los que Moraes durante cinco ediciones participó, bajo el título «Alicia del Buceo», aunque los salteños tenemos nuestra versión local.
LA APARECIDA DE LA RUTA 3
En esta misma situación se encuentran leyendas como la «Aparecida de la ruta tres», que Moraes narró en su libro con ese título y cuenta la historia de un camionero que una madrugada circulaba desde Bella Unión hacia el Sur, y a la altura de Pueblo Belén, ve a una desesperada mujer haciéndole señas para que se detenga, cosa a la que el hombre accedió. La mujer con claros signos de desesperación le informa que había tenido un accidente, y que su hija estaba atrapada entre los fierros del auto en el que viajaban, por lo que le solicitaba su ayuda para rescatarla. El hombre rápidamente se dispuso a ayudar a la pequeña, y enorme fue su sorpresa cuando al llegar al vehículo siniestrado encuentra a la niña, con vida aún, pero en el asiento del conductor estaba el cuerpo de la mujer que lo había detenido y explicado la situación, hacía unos segundos, sin vida. La leyenda dice que no es raro escuchar, cada tanto, que algún conductor, que viaja por la ruta 3, a la altura del pueblo Belén, cuente haber vivido la misma experiencia que aquél camionero.
LA TUMBA SALTEÑA DE FEDERICO GARCÍA LORCA
La posibilidad de que los restos mortales del notable escritor español Federico García Lorca, quien muriera asesinado el 18 de agosto de 1936, un mes después del golpe de Estado con el que tuvo lugar el inicio de la guerra civil española, estén en nuestra ciudad, sería para Moraes, la historia con la que comenzaría su segunda edición.
«Hay un montón de leyendas urbanas que circulaban que mencionaban la posibilidad de que la tumba original de García Lorca estuviera en Salto, y ese era uno de los motivos por el cual, supuestamente, durante mucho años no se pudo tener noticias de la existencia de los restos de García Lorca luego de su fusilamiento en España. Esa es una leyenda urbana que circuló con bastante fuerza». «Y esa sería una historia que podría llegar a encarar, en tanto leyenda urbana», dijo. Con respecto a este asunto, Moraes nos proporcionó un enlace hacia el portal «El independiente de Granada» donde especulan con la posibilidad de que efectivamente los restos mortales del escritor español se encuentren suelo salteño. En una nota publicada en domingo 31 de mayo de 2015, firmada por Juan Luis Tapia, se cuentan una serie de anécdotas y citan testimonios que darían cuenta de que esta posibilidad es real. Tapia comienza su escrito aclarando que « En esta sección se abordan una serie de teorías, testimonios, hipótesis, leyendas y demás historias que se han vertido sobre la vida, muerte y obra de Federico García Lorca» y se basa en el libro «El amante uruguayo.