Lunes 10 de agosto, 2020
  • 8 am

“Si no nos dan la orden…”

La semana pasada desde la OFI auguraron que en octubre se retomará la actividad de la Copa de Selecciones y que será con público limitado, pero con público al fin, que es una condición que decidió la Confederación del Litoral Norte para jugar.
Paysandú está entrenando desde hace semanas y Fray Bentos, tras conocer cómo se viene avanzando, retomó los trabajos hace unos días.
Sin embargo en Salto, el técnico del seleccionado, Jorge Noboa, lamenta dar ventajas al no haber podido reiniciar las prácticas: “Iba a ser en setiembre, ahora en octubre, pero no tenemos confirmación desde OFI. Sabemos que los otros están entrenando pero hasta que no nos den la orden no podemos”.
“No es así nomás, entrenamos y tá. ¿Qué pasa si un jugador se lesiona, si se quiebra; quién se hace cargo? No tenemos un médico porque la liga no nos ha habilitado para volver”, explicó el DT.
Además hay un aspecto económico clave, porque en caso de retornar a los trabajos, los jugadores no han acordado si se va a mantener su beneficio. “Tampoco vamos a tener para las comidas, para el combustible. ¿De dónde vamos a sacar para eso? No es sencillo el tema”.

Podría haber más bajas en el plantel

Una dificultad que afrontaría el cuerpo técnico de Salto si el torneo continúa es la baja de más futbolistas. A las salidas de Richard Rodríguez y Paolo Dantaz, que pasaron a jugar en Rampla Juniors de Montevideo, se le podrían sumar jugadores que han informado que si el fútbol se extiende a diciembre o enero, no van a poder continuar porque ya tenían planes para esas fechas.
Eso sin contar la respuesta que aún no ha dado el resto a un posible cambio de condiciones económicas. Esa es una de las incertidumbres más grandes porque desde la Liga no ha habido una propuesta clara en ese sentido.
Al margen de ello, cuando vuelvan los entrenamientos hay jugadores que se encuentran en Bella Unión y deben retornar con cuidados especiales debido a la situación sanitaria sobre covid-19 en los dos departamentos.