miércoles 8 de febrero, 2023
  • 8 am

Existen rigurosos protocolos de trabajo dentro de laboratorios P3 que garantizan la seguridad

Por Karina De Mattos.
Rodney Colina realizó una visita guiada a los nuevos laboratorios de máxima seguridad de la Regional Norte de la Universidad de la República y explicó detalles de lo que va a consistir su puesta en marcha:
-¿Qué fines se persiguen con los nuevos laboratorios en Regional Norte de la UdelaR?
-La semana pasada se inauguraron dos edificios, uno completamente que es el edificio de laboratorios, un edificio de 1500 metros cuadrados, que tiene catorce laboratorios en el piso superior, en el piso del medio y uno hay salas de investigadores, y docentes, y en el piso de abajo hay tres aulas. Este edificio va a permitir la erradicación de todos los laboratorios que están normalmente en el edificio central, que están instalados desde algunos años allí, va a permitir liberar el espacio de allá y tener mejores condiciones de trabajo acá en cuanto a todos los grupos que estamos radicados incluyendo el laboratorio de virología.
El otro edificio en el cual se le terminó la obra civil y ahora estamos en la parte de la certificación, que se ha retrasado con el tema de la pandemia por que los certificadores son de Estados Unidos y no pueden viajar. Estamos articulando ese tema. Es un laboratorio de nivel de bioseguridad 3, es el primero y único en el país hasta el momento y nos permitirá por el momento hacer trabajos de investigación y de diagnóstico como con el SARSCOV2, en este tipo de laboratorio no solamente vamos a poder hacer el diagnóstico sino también la investigación.
-¿Qué otras investigaciones se pueden hacer?
-Se pueden hacer investigaciones sobre todo tipo de patógenos que tengan que ver con aquellos para los cuales existe tratamiento y/o vacunación pero que afecten severamente la salud animal, vegetal o humana. No solamente son virus, existe una enfermedad bacteriana que está circulando en Argentina y que afecta severamente a los cítricos que se llama HLB, que es una preocupación para nuestro país. Nosotros tenemos un trabajo muy fuerte con INIA y Salto Grande con el Dr. Fernando Rivas y todo su equipo; y en ese patógeno en particular vamos a poder realizar trabajos de diagnóstico e investigación en este laboratorio. Se va a poder trabajar en otros patógenos que son resistentes a drogas, puede ser por ejemplo el caso de agentes como algunas bacterias que nos infectan y son multiresistentes. Se puede trabajar en tuberculosis, agentes infecciosos respiratorios que pueden causar algún tipo de severidad en su enfermedad. Es decir, nos abre una gama de trabajo que no solamente va a estar focalizado en los grupos radicados aquí sino también van a ser útiles para el Ministerio de Salud Pública, para el Ministerio de Ganadería y para otros colegas del país.
-¿El equipo de investigadores como está conformado?
-El equipo de investigadores ya está instalado, ahora se está discutiendo el tema del presupuesto quinquenal y es importante que la gente comprenda que estos procesos de desarrollo requieren fondos también. No solo para la contratación de gente sino para hacer andar el auto, como decimos nosotros. Cuando compramos un auto de alta calidad necesitamos ponerle nafta. En ese sentido estos laboratorios funcionan con insumos, con proyectos de investigación y requieren de fondos específicos. En cuanto a los recursos humanos lo que hacemos es trabajar con la gente que ya es docente de la Universidad de la República o que son investigadores de estas instituciones, pero siempre es importante pensar en la formación de recursos humanos jóvenes. Sobre todo en temas de bioseguridad que es un tema en el cual Uruguay no tiene desarrollo hoy en día.
-¿Qué garantías le podemos dar a la población de que no van a escapar virus del laboratorio?
-En este momento el laboratorio no está operativo y el virus está afuera. En segundo lugar hay protocolos de trabajo así como hay protocolos en todo ámbito hoy en día, dentro del laboratorio estos protocolos son aún mucho más estrictos. En tercer lugar, todo laboratorio de estas características está certificado por normas internacionales muy estrictas que certifican también los protocolos de funcionamiento entonces las posibilidades de que haya un accidente del laboratorio se minimizan en totalidad debido a las exigencias en las formas de trabajo existentes.