martes 31 de enero, 2023
  • 8 am

Los embarazos adolescentes se reducen en Salto gracias a los implantes subdérmicos

Esta semana que comenzó el 28 de setiembre, dio lugar también al comienzo de la Semana de Prevención del Embarazo Adolescente y con ello la oportunidad de plantear los objetivos y desafíos que tiene el Ministerio de Salud Pública (MSP) para abordar la temática. Aunque la cifras de embarazo adolescente vienen en descenso, es una problemática que persiste y se aborda con una estrategia interinstitucional con hincapié en tres ejes de acción: prevención del embarazo para aquellos adolescentes que aún no son padres ni madres, acompañamiento de quiénes estaban cursando un embarazo, ya fuera que decidieran tenerlo o no y por último en la ayuda para la reinserción educativa o laboral de aquella persona que ya tuviera un hijo y la prevención de un segundo embarazo.
AVANCES
Desde el Programa de Adolescencia y Juventud del Ministerio de Salud Pública (MSP), se explica que se han logrado buenos avances en todo lo concerniente al acompañamiento de los embarazos que se cursan durante la adolescencia, por lo que, sin descuidar esos avances, el foco está puesto ahora en la prevención que está muy relacionado con el primer eje mencionado. Aunque en el imaginario colectivo está presente la idea de que las adolescentes deben dejar su educación debido al hecho de quedar embarazadas, los estudios y estadísticas muestran que en su mayoría ya la habían abandonado al menos dos años antes del embarazo. Por lo que una de las ideas base para trabajar la prevención del embarazo adolescente es desde la promoción de oportunidades; cómo se vive una situación así depende mucho de su realidad y es algo que se debe contemplar.
FACTORES QUE INCIDEN
Una de las razones para que se presenta una baja en las cifras de estos embarazos fue la incorporación del implante de métodos anticonceptivos subdérmicos que se dio en los prestadores de salud públicos, por lo que se trabaja actualmente para su implementación también a nivel privado. Otro pilar importante para la prevención es el incentivo a que los adolescentes participen de distintos grupos de canto, danza, fútbol, remo, etc. En este marco en noviembre se llevará adelante el Congreso Nacional de Adolescentes que este año se va a centrar en el tema “Los proyectos y sueños como una forma de prevención de conductas de riesgo entre adolescentes y jóvenes”. La idea es contar con proyectos realizados a estas edades que los motiven a crear, a explorar sus posibilidades e intereses. Apunta a un desarrollo saludable y a la prevención de conductas de riesgo como son, el consumo de sustancias, el suicidio, las relaciones sexuales sin protección y los comportamientos violentos.
SALTO
Salto era uno de los departamentos con mayor número de embarazos en la adolescencia, sobre todo a nivel del interior del departamento. Pero gracias al trabajo de coordinación de las UBAs junto con los equipos de intervención se pudo lograr reducir la alta tasa que fue además acompasada por los implantes subdérmicos.
El embarazo adolescente es uno de los de mayor riesgo, ya que muchas veces por falta de control de la gestación puede terminar en un parto prematuro que complica la vida futura del bebé. Es por esa razón que los equipos de intervención, siguien trabajando a nivel de centros educativos en lo que respecta a la promoción de salud sexual y talleres de educación sexual, con el propósito que los jóvenes tengan conocimiento del tema y los embarazos no deseados no afecten la inserción educativa de las adolescentes.