Martes 1 de diciembre, 2020
  • 8 am

“El rol del comunicador en función de los requerimientos de la sociedad es fundamental”

Luis Andiarena es un destacado y reconocido conductor radial desde hace 36 años, vinculado a los medios de comunicación en primera instancia en medios escritos. Conductor de “La Hora del Campo” junto a Luis Silva, forma parte de las mañanas radiales desde hace más de 3 décadas, por Radio Tabaré. “Mis comienzos fueron en la etapa donde terminaba la adolescencia, muy joven me integré al staff del diario Tribuna Salteña, en la parte de información general, posteriormente me hice cargo de la parte rural, para terminar ejerciendo la secretaría de redacción. Hicimos varias cosas, integrar equipos deportivos, trabajar con gente que tuvo mucha notoriedad en Salto, posteriormente en el año 1984, iniciamos nuestro programa “La Hora del Campo” en Radio Tabaré, es una tarea que tiene 36 años de vigencia y desarrollamos cotidianamente, nos llena de satisfacción”, dijo a CAMBIO, en primera instancia.
ENTREVISTAS
Andiarena recordó algunas de sus entrevistas más destacadas. “Entrevistas que uno recuerde como importante son varias, trabajos pendientes por supuesto que siempre quedan por delante. Muchas entrevistas nos marcaron, quizás algunos de los que ejercieron la Presidencia de la República, el caso del Dr. Jorge Batlle Ibañez, del Dr. Luis Alberto Lacalle, fueron entrevistas importantes en su momento. Otras que marcaron caminos dentro de las propias actividades productivas, no me olvido de una muy buena entrevista formalizada a don Antonio Otegui, en el congreso mundial de la Agropecuaria. Un hombre de perfil muy bajo, con una gran sabiduría, pero que no era afecto a declaraciones públicas”.
OBJETIVIDAD
El periodista destacó la importancia de la formación y la objetividad en quienes ejercen la profesión. “A los jóvenes les diría que traten de formarse de la mejor manera posible, cuanto más capacitados estén, mejor. Hay algunos puntos de referencia, el tratar de ser objetivos, de actuar de forma racional y siempre canalizar la información, fundamentalmente haciendo especial hincapié en los aspectos positivos. No desconociendo los aspectos negativos que puede tener una actividad, la función del comunicador, fundamentalmente vinculado con la sociedad. Los comunicadores tenemos la fortuna de llegar a personas o instituciones, donde el ciudadano común no tiene ese acceso, son muchas iniciativas que se van gestando en las diferentes sociedades, sobre todo hablando en la parte rural, que permiten canalizar aspectos fundamentales para la vida de la gente. Recuerdo por ejemplo cuando servimos de enlace a la Sociedad Fomento Rural de la Colonia Antonio Rubio, permitió canalizar un efecto de electrificación rural, que fue el anillo central del departamento de Salto. Luego posibilitó desarrollar esas líneas hacia el interior del departamento, avanzando en el tema electrificación, un aspecto importantísimo por la condicionante de vida de la gente en el medio rural. Lo mismo se hizo con la gente de Colonia El Chircal, de Guaviyú de Arapey, eso permitió canalizar la electrificación, por supuesto fue decisión de autoridades, gestión de gente de organismos públicos, pero el rol del comunicador en función de requerimientos de la sociedad es fundamental, eso va mucho más allá de la noticia puntual o la información”, recordó.