miércoles 8 de febrero, 2023
  • 8 am

Policía intervino en una fiesta que se desarrollaba en Chapicuy

Personal Policial fue movilizado en apoyo a personal de Seccional Séptima de Chapicuy, departamento de Paysandú, puesto que en una chacra de la zona se estaba realizando una fiesta clandestina. Una vez en el lugar la policía entabla un dialogo con la responsable de la chacra, una mujer mayor de edad, y con las 130 que participaban de la fiesta, a quienes se les exhortó a evitar las aglomeraciones y mantener el distanciamiento físico, a los efectos de minimizar las posibilidades de contagio del Covid-19 y de esta forma evitar la propagación del mismo. Las personas comprendieron el exhorto y de forma voluntaria y pacífica accedieron a la solicitud de los uniformados, retirándose del sitio en más de 25 vehículos. Personal Policial de Seccional Séptima pone el hecho en conocimiento a Fiscalía de Paysandú.
BARRIO LA CHINITA
Un equipo policial debió hacerse presente en una casa de huéspedes ubicada en zona del barrio La Chinita de Termas del Dayman, por haber aglomeración de personas y música alta. Luego de conversar con el responsable de la reunión, las personas accedieron de forma voluntaria y pacífica, a retirarse del lugar. La actividad continuó unos minutos más tarde en una casa ubicada en calle Juan Carlos Gómez a la altura del 1500, donde un llamado telefónico advertía que se estaría llevando a cabo una fiesta clandestina con música alta. Allí, conjuntamente con personal de la Unidad de Contralor de la Intendencia de Salto, tras dialogar con los involucrados, lograron que de manera voluntaria y pacífica, accedieran a retirarse del lugar. El hecho fue puesto en conocimiento a Fiscalía de Turno. A la hora 01:40 de la misma madrugada del domingo, la intervención policial sucedió en un salón comunal ubicado en calle San Martín, próximo a calle Corrientes, donde se desarrollaba una fiesta clandestina.
BARRIO CEIBAL
Allí también los involucrados accedieron a retirarse pacífica y voluntariamente. La actuación policial debió realizarse en una casa de pasaje Cuareim del barrio Ceibal, donde un llamado al 911, advertía que se estaría llevando a cabo una fiesta clandestina con música alta. nuevamente, en conjunto con funcionarios de la unidad de contralor de la intendencia de salto, lograron persuadir a los concurrentes al evento. quienes accedieron de forma voluntaria y pacífica a la solicitud de las autoridades actuantes. La intensa actividad continuó en una casa ubicada en calle 18 de Mayo a la altura del 1800, Allí se estaba desarrollando una fiesta clandestina. La tarea de persuasión dio resultados y los participantes accedieron a terminar con la aglomeración.