Viernes 26 de febrero, 2021
  • 8 am

Presentaron programa de gestión digital agrícola para potenciar la productividad

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la organización Cooperativas de las Américas presentaron el programa Gestión digital de servicios cooperativos a la producción y comercialización agrícola familiar en las Américas, que apunta a disminuir la brecha de acceso a tecnologías digitales, potenciar la productividad, competitividad e inserción en mercados y mejorar la calidad de vida de la agricultura familiar (AF) en el hemisferio.
CINCO AÑOS
El programa tendrá una duración de cinco años y se implementará por fases a partir de marzo de 2021. Cuenta con el apoyo de las universidades de Córdoba y Málaga de España.
La iniciativa se dio a conocer en el foro virtual Digitalización de servicios cooperativos a la agricultura familiar, en el que participaron el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Carlos María Uriarte; el secretario de Agricultura Familiar y Cooperativismo de Brasil, Fernando Schwanke; el director general del IICA, Manuel Otero; la presidenta de Cooperativas de las Américas, Graciela Fernández; y representantes cooperativos y de organismos de financiamiento.
DESAFÍOS
Uriarte apuntó que la pandemia aceleró la digitalización, un tema desafiante que requiere asegurar la conectividad de los territorios rurales para hacerla efectiva y así potenciar la AF, mientras se conecta a los productores en forma más directa con los consumidores.
“Total apoyo de Uruguay, aplaudimos la iniciativa y hay que avanzar con hechos concretos. La pandemia ha acelerado la urgencia de lograr avances en la digitalización y las tecnologías de información y comunicación (TIC). Debemos hacerla accesible a la gente del campo y se requiere una correcta conectividad”, explicó. Schwanke resaltó a su vez lo que significa el sistema cooperativo a través de la experiencia en su país. “Es muy fuerte e importante para nuestra agricultura, hay un millón de miembros en las cooperativas brasileñas, que representan casi el 5% del Producto Interno Bruto”.